El Banco de Sangre anima a su voluntariado a donar al menos dos veces al año

Fernando Domínguez en su visita al Banco de Sangre de Navarra
GOBIERNO DE NAVARRA
Actualizado 22/03/2018 12:39:45 CET

Subraya la necesidad de contar con donantes fidelizados de sangre y aumentar las personas dispuestas a donar plasma por aféresis

PAMPLONA, 22 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Banco de Sangre y Tejidos de Navarra (BSTN) ha animado a sus donantes de sangre a acudir a donar al menos dos veces al año, con el objetivo de "garantizar un flujo constante de este producto, que permita ajustarse a la demanda que realizan los centros hospitalarios en cada momento".

También ha subrayado "la necesidad de seguir captando donantes de plasma por aféresis, a fin de aumentar también el nivel de autoabastecimiento de productos derivados de este componente, base para elaborar tratamientos de gran valor para pacientes inmunodeprimidos, hemofílicos, con problemas de coagulación o patologías en el hígado, entre otras enfermedades".

El consejero de Salud del Ejecutivo foral, Fernando Domínguez, y el director general de Salud, Luis Gabilondo, han visitado este jueves la sede del Banco de Sangre y Tejidos de Navarra en Pamplona acompañados del director del centro, José Antonio García Erce, y el presidente de la Asociación de Donantes de Sangre de Navarra (Adona), Javier Álvarez.

En la visita, han podido conocer detalles del balance anual del centro y las acciones impulsadas para captar nuevos donantes de plasma y aumentar la tasa de fidelización, además de ver in situ la nueva decoración de la sala de espera (aportada por Adona) y las mejoras de espacios e iluminación realizadas en los últimos meses, ha destacado el Gobierno navarro en un comunicado.

El doctor García Erce ha aprovechado la visita para agradecer la generosidad del colectivo de donantes navarros y ha recordado la necesidad de que mantengan un ritmo periódico de donación. A este respecto, ha destacado la importancia de "no olvidarse de donar ante períodos vacacionales" como la Semana Santa, el verano o las vacaciones de Navidad, épocas para la que es conveniente aumentar la provisión de stock disponible para contrarrestar el descenso de jornadas hábiles y hacer frente al posible aumento de necesidades de transfusión vinculadas a accidentes de tráfico, unidas a la necesidad constante de donaciones para la realización de trasplantes y tratamientos oncológicos.

"Es fundamental consolidar el compromiso social de los nuevos donantes y que estos puedan acudir a donar de forma regular, al menos dos veces al año, siempre que su salud lo permita", ha remarcado García Erce. Según ha indicado, Navarra necesita garantizar una renovación constante de su cupo de donantes y captar al menos 1.500 nuevos voluntarios cada año, dado el envejecimiento de la población donante y de la población general, con el consiguiente incremento de necesidades sanitarias.

DONACIONES DE LOS GRUPOS RH NEGATIVO

En estos momentos, el Banco de Sangre y Tejidos de Navarra necesita asegurar sus reservas de sangre de grupos RH negativos y el suministro de productos plaquetarios. Para garantizar la cobertura de necesidades ante la llegada de la Semana Santa y la Semana de Pascua, el Banco de Sangre ya se ha puesto en las últimas semanas en contacto con sus donantes habituales, parte de los cuales han recibido avisos por carta, SMS o correos electrónicos, así como a través de la aplicación con la que cuenta Adona.

Las donaciones de sangre se pueden realizar en los puntos de extracción de Pamplona (de lunes a jueves de 8.00 a 20.00 horas y los viernes de 8.00 a 14.30 horas, en la calle Irunlarrea, 3) o Tudela (de lunes a viernes de 8.15 a 13.45 horas y los martes y jueves por la tarde, de 17.00 a 20.00 horas, en la calle Don Miguel Eza, 2). El punto de extracción de la capital navarra cuenta con un sistema de cita previa, cuyo teléfono es el 848 422500.

También se puede acudir a donar a los puntos de parada de la unidad móvil de extracción de sangre, que en los próximos días, previos a Semana Santa, recorrerá las localidades de Marcilla (donde recalará esta misma tarde, de 17.15 a 20.30 horas, y mañana, de 9.30 a 13.00) y San Adrián (26, 27 y 28 de marzo), y en la Semana de Pascua y días posteriores estará en Lerín (3 de abril), Oteiza de la Solana (4 de abril) y Estella (5, 6, 9, 10, 11 y 12 de abril).

Los requisitos para poder donar sangre son estar en buen estado de salud, tener más de 18 años y menos de 65 (las personas que superen esa edad pueden donar con permiso médico), pesar más 52 kilos, tener una tensión arterial y pulso adecuado en el momento de la extracción y valores de hemoglobina, plaquetas y proteínas que se consideren aptos para la donación. Tiene además que haber transcurrido un mínimo de tres meses desde la última donación, en el caso de los hombres, y un mínimo de cuatro meses en el caso de las mujeres, si bien en función de las necesidades se pueden realizar llamamientos puntuales, si ha pasado un mínimo de dos meses de la última donación.

Además de aumentar las donaciones de grupos RH negativo, el Banco de Sangre necesita seguir captando voluntarios para donación de plasma por aféresis, en el marco de la campaña que lanzó el pasado otoño esta entidad para conformar un grupo estable de al menos 500 donantes de este componente sanguíneo en la Comunidad foral y alcanzar así un volumen mínimo de 2.000 extracciones anuales en 2019 y recuperar cifras históricas superiores a 3.000, si las necesidades lo precisasen.

Este método de donación se realiza con dispositivos automatizados que separan los diferentes componentes de la sangre por centrifugación, según su densidad, a fin de seleccionar el que se necesita en un momento determinado (en este caso, el plasma).

En el caso de la donación por aféresis, se valora que los donantes tengan un buen acceso venoso, un nivel no elevado de hematocrito y un peso de más de 65-70 kilos. Por su seguridad, además de las analíticas habituales, se les hacen controles periódicos para garantizar que tienen bien los niveles de proteínas e inmunoglobulinas.

El objetivo a la hora de seguir captando donantes no es generar repuntes aislados de donaciones, sino garantizar un flujo constante, ajustado a la demanda que realizan los centros hospitalarios en cada momento, para evitar excedentes y pérdidas de reservas por caducidad. Los productos más demandados son los concentrados de hematíes y las unidades de plaquetas, con unos periodos de caducidad de 42 y 7 días, respectivamente, en estos momentos.

MÁS NUEVAS DONANTES MUJERES

En el año 2017, se registraron 2.220 donantes nuevos, frente a los 2.074 del año anterior. De estos, 1.154 fueron mujeres (52%) y 1.066 hombres (48%). Destaca tanto el aumento sostenido de donantes nuevos que se viene registrando desde 2014 (del 5,1% de 2014 al 7,8% el año pasado), como el hecho de que el año pasado el número de nuevas donantes mujeres superara por primera vez al de donantes hombres.

La Comunidad foral tiene la tasa más alta de donación del Estado, con una cifra superior a 1,7 donaciones/año por donante, si bien en los países europeos más comprometidos en donación esta tasa es superior a 2. Los donantes activos en los últimos tres años en Navarra han superado la cifra de 21.000.

Según el balance de actividad del Banco de Sangre, el año pasado se realizaron 24.296 donaciones de sangre en Navarra, 816 de ellas donaciones de plasma por medio de aféresis (un 33% más que el ejercicio anterior) y 152 donaciones autólogas (con destino al propio paciente, antes de someterse a una intervención quirúrgica en la que se prevé la necesidad de transfusión).