Barkos dice que el Gobierno "no está con los agresores" de Alsasua sino que pide "proporcionalidad"

La presidenta del Gobierno de Navarra, Uxue Barkos
EUROPA PRESS - Archivo
Publicado 19/04/2018 10:09:07CET

UPN y PPN acusan a la presidenta del Gobierno de "ir de la mano de Herri Batasuna"

PAMPLONA, 19 Abr. (EUROPA PRESS) -

La presidenta del Gobierno de Navarra, Uxue Barkos, ha afirmado que el Ejecutivo foral "no busca presionar" al poder judicial ni "estar con los agresores" de dos guardias civiles en Alsasua, sino que pide "proporcionalidad" en el caso.

Barkos ha señalado, en respuesta a sendas preguntas de UPN y PPN en el pleno del Parlamento, que "al igual que el Gobierno fue rotundo al condenar los hechos, es también rotundo al pedir proporcionalidad", coincidiendo con la celebración del juicio por estos hechos en la Audiencia Nacional.

La jefa del Ejecutivo ha justificado la participación del Gobierno de Navarra el pasado sábado en la manifestación en Pamplona por los detenidos de Alsasua y ha señalado que el objetivo no era pedir "impunidad" sino "justicia y proporcionalidad".

"No se trata de presionar al poder judicial", ha dicho, para preguntarse si la posición de juristas, de algunas víctimas del terrorismo o de la Audiencia de Navarra en el sentido de no considerar los hechos como terrorismo "son también un intento de presión al poder judicial".

Además, Uxue Barkos ha señalado que "donde primero estuvo el Gobierno de Navarra fue con las víctimas, desde le primer momento, en el hospital, con un comunicado de condena de lo ocurrido y en la primera concentración que se celebró", tras lo que ha mostrado su "enorme respeto por las víctimas".

La jefa del Ejecutivo ha considerado que "no estamos ante un caso de delitos de terrorismo" y ha señalado que "es mentira de cabo a rabo que nos saltemos la separación de poderes".

REPROCHES DE UPN Y PPN

El portavoz de UPN, Javier Esparza, ha afirmado que el hecho de que "el Gobierno de Navarra se posicione en un proceso penal abierto en favor de una parte es un disparate jurídico, es un disparate desde el punto de vista del Estado de Derecho y la democracia, nunca había ocurrido".

Esparza ha afirmado que la agresión de Alsasua "no fue una pelea de bar, les dan una paliza porque son guardias civiles, les dan una paliza porque representan lo que representan". "Esto es violencia política, violencia liderada, inoculada, por quienes hacen presidenta del Gobierno a Barkos", ha señalado, para preguntar a la presidenta si ha pedido a la izquierda abertzale que "respete a los que no piensan como ellos". "¿O le vale con que le voten y le sienten en el sillón? A mi me parece inmoral. El Gobierno siempre está de la mano de Herri Batasuna, de EH Bildu, ahí es donde nunca falla a la cita", ha indicado.

Javier Esparza ha dado su "apoyo a la Guardia Civil, el reconocimiento a su labor en defensa de la libertad y la democracia en Navarra, el agradecimiento por su lucha frente a ETA y su entorno, y el deseo expreso de que continúen trabajando en Navarra".

La portavoz del PPN, Ana Beltrán, ha acusado al Gobierno de "saltarse la separación de poderes" y ha sostenido que en la manifestación del sábado se pidió "impunidad" para los acusados, al contrario de lo que ha expuesto por Barkos. "Estaban como Gobierno de Navarra en esa manifestación pidiendo libertad para los detenidos. Eso es pedir impunidad, no proporcionalidad. Eso es sin ninguna duda querer presionar a la Justicia y coaccionarla", ha afirmado.

Asimismo, ha considerado "sangrante" que el Gobierno de Navarra no acudiera a la concentración del martes en apoyo a los guardias civiles. "En esa concentración no se pedía que los acusados fuesen condenados por terrorismo, allí fuimos a apoyar a la Guardia Civil, a decir que queremos que la Guardia Civil siga en esta tierra", ha apuntado.

Además, Ana Beltrán ha criticado que Barkos "no quiere enfadar a sus socios, sigue viviendo arrodillada ante sus socios de Bildu y está llevando a la batasunización de Navarra".

La jefa del Ejecutivo se ha preguntado "cómo no se sonroja Beltrán al hablar de separación de poderes" y ha señalado que el PP "se manifestó en contra de la decisión del Supremo de rebajar la condena en el caso De Juana". "Eso fue una manifestación contra una decisión judicial. Parece que entonces estaba bien, pero hacerlo ahora pidiendo justicia y proporcionalidad está mal", ha señalado.