Los barrios de Iturrama y Mendillorri de Pamplona se suman al programa de detección precoz del cáncer colorrectal

Cartel del programa de detección precoz del cáncer colorrectal.
EP/GOBIERNO DE NAVARRA
Actualizado 05/07/2015 7:58:25 CET

40.000 navarros de entre 50 y 69 años han sido ya invitados a realizar un sencillo test preventivo

PAMPLONA, 11 Sep. (EUROPA PRESS) -

El programa de detección precoz del cáncer colorrectal iniciará durante este mes de septiembre su actividad en los barrios pamploneses de Iturrama y Mendillorri, con el envío de las invitaciones de participación a cerca de 10.000 vecinos de entre 50 y 69 años.

De esta manera, son ya 40.000 las personas que han sido invitadas a participar en el programa mediante la realización de un sencillo test en el domicilio, según ha informado el Gobierno de Navarra en una nota.

La cifra representa aproximadamente el 24 por ciento de los 166.000 navarros de entre 50 y 69 años a los que va dirigido este programa, puesto en marcha por el Gobierno foral con el fin de detectar la posible presencia de tumores en el colon y en el recto en fases iniciales de su desarrollo, lo que permite su curación en el 90 por ciento de los casos.

En Navarra, según el Ejecutivo foral, el cáncer colorrectal es el que más fallecimientos ocasiona entre las mujeres, y el segundo en hombres, tras el de pulmón. Anualmente se detectan alrededor de 500 casos y es el causante de unos 200 fallecimientos al año.

En Iturrama 5.540 personas están recibiendo desde el pasado día 9 las cartas convocatoria y en Mendillorri los envíos a los 4.531 vecinos incluidos en el programa comenzarán el próximo 16 de septiembre. Entre estos, están también los residentes en las localidades de Aranguren, Labiano, Mutilva y Zolina. Para facilitar su acceso, además del Centro de Salud de Huarte, se va a habilitar el consultorio de Mutilva como centro de recepción de las muestras.

El programa de detección precoz del cáncer colorrectal inició su actividad en noviembre de 2013, en la zona básica de Tudela-Oeste, a la que siguieron Estella, Pamplona (barrios de San Juan, La Milagrosa, Ermitagaña y Buztintxuri), Huarte, y Tudela-Este. El despliegue continuará de manera escalonada en los próximos meses.