La campaña de vacunación de la gripe en Navarra comenzará el 16 de octubre y se prolongará hasta el 30 de noviembre

Fernando Domínguez, consejero de Salud
EUROPA PRESS
Publicado 06/10/2017 13:31:25CET

   El objetivo este año es aumentar la tasa de cobertura en personas mayores de 65 años, que se sitúa en el 57%

   PAMPLONA, 6 Oct. (EUROPA PRESS) -

   La campaña de vacunación de la gripe 2017-2018 comenzará en Navarra el próximo 16 de octubre y se prolongará hasta el 30 de noviembre. Se han adquirido 120.000 dosis de vacuna antigripal, lo que ha supuesto un gasto total de 324.480 euros (2,70 euros por dosis).

   La campaña de vacunación se llevará a cabo fundamentalmente a través de los centros de salud. Además de la vacuna la antigripal, se facilitará la vacuna neumocócica a las personas mayores de 65 años y a pacientes de riesgo que no la hayan recibido previamente, ya que sólo se dispensa una vez en la vida.

   La campaña ha sido presentada en rueda de prensa este viernes por el consejero de Salud, Fernando Domínguez, junto con la directora gerente del ISPLN (Instituto de Salud Pública y Laboral de Navarra), María José Pérez Jarauta, y el jefe de la sección de enfermedades transmisibles y vacunaciones, Aurelio Barricarte, que han recordado "la importancia de vacunarse frente a la gripe para reducir la mortalidad y morbilidad asociada a esta enfermedad y su impacto en la ciudadanía".

   Domínguez ha incidido en que "para que la asistencia sea más rápida y eficiente el recurso utilizado debe ser el más adecuado a la gravedad del proceso". Por ello, ha aconsejado "cuando sea necesaria la atención de los servicios de salud", acudir primero a la enfermería del centro de salud, en segundo lugar llamar al teléfono de consejo sanitario (848 427 888) y, por último, "acudir en primera instancia a los centros de salud".

   El consejero ha explicado que la gripe "es una enfermad en principio banal en la mayoría de los casos y las personas se recuperan en una o dos semanas sin necesidad de tratamiento médico". Si bien, ha resaltado que hay "personas más vulnerables" que "tienen riesgo elevado de padecer complicaciones que pueden ser graves como la neumonía o una infección respiratoria bacteriana".

   Por este motivo, uno de los objetivos de esta campaña será aumentar la tasa de vacunación de la población mayor de 65 años que se sitúa en el 57 por ciento actualmente.

   Salud reforzará el dispositivo asistencial en los diferentes niveles con medidas adecuadas a los picos de demanda de atención a pacientes con gripe, tanto en el ámbito de Atención Primaria como en la red hospitalaria y en los centros de urgencias extrahospitalarias.

COLECTIVOS A LOS QUE VA DIRIGIDA LA VACUNA

   El objetivo de la campaña es proteger a tres grupos de población: las personas más vulnerables y con mayor riesgo de presentar complicaciones en caso de padecer gripe, las personas que pueden transmitir la gripe a este grupo de alto riesgo y los trabajadores y trabajadoras que, por su ocupación, proporcionan servicios esenciales a la comunidad.

   En el grupo de personas que tienen un alto riesgo de padecer complicaciones se encuentran los mayores de 60 años, las mujeres en cualquier momento del embarazo, las personas adultas y menores inmunodeprimidos o con enfermedades crónicas (dolencias cardiovasculares, neurológicas, respiratorias, diabetes, obesidad mórbida, insuficiencia renal, cáncer o ciertos trastornos cognitivos, entre otras enfermedades) y quienes conviven en residencias, instituciones o en centros que prestan asistencia a enfermos crónicos de cualquier edad. En este grupo se incluyen los niños y niñas y adolescentes de 6 meses a 18 años, que estén en tratamiento prolongado con aspirina. Se hará un especial énfasis en aquellas personas que precisen seguimiento médico periódico o que hayan sido hospitalizadas en el último año.

   Por su parte, el grupo llamado a vacunarse para evitar la transmisión de la gripe está integrado por personal médico, de enfermería y otro personal intra y extrahospitalario que atiende a personas de alto riesgo, personas que trabajan en centros geriátricos o en centros de cuidados de crónicos que tienen contacto directo con residentes; quienes proporcionen cuidados domiciliarios o convivan con pacientes de alto riesgo.

   Finalmente, se recomienda la vacunación a trabajadores y trabajadoras de servicios básicos o esenciales, como el personal docente de cualquier nivel educativo, personas que trabajan en los servicios de emergencias sanitarias, servicios de protección civil, fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, personal del Cuerpo de Bomberos y de instituciones penitenciarias o centros de internamiento por resolución judicial.

12.369 CASOS Y 120.439 VACUNAS EN LA CAMPAÑA DE 2016

   En la última campaña de vacuncación, correspondiente a la temporada 2016-17, se administraron 120.439 dosis de vacuna, con una cobertura media del 18,84% de toda la población, según datos aportados por el ISPLN. De acuerdo a las dosis administradas en la red pública de Atención Primaria, la cobertura en mayores de 65 años fue del 57%.

   En total, la pasada temporada hubo 12.369 casos declarados de gripe (20 por cada 1.000 habitantes), casi 5.000 menos que el ejercicio anterior, cuando se registraron 17.357 casos. Se trata de una intensidad considerada baja en lo que se refiere al número de casos, si bien sus efectos fueron de "mayor gravedad que en años anteriores", lo que provocó un mayor número de ingresos hospitalarios por gripe (526, frente a los 426 de la temporada anterior) y más fallecimientos (35, frente a los 19 del ejercicio precedente).

   El jefe de la sección de enfermedades transmisibles y vacunaciones, Aurelio Barricarte, ha atribuido el aumento de fallecimientos al envejecimiento de la población si bien ha precisado que estas cifras "subestiman la realidad respecto a la mortalidad" ya que hay personas que fallecen en sus domicilios y no son registrados por esta causa. Por el contrario, ha señalado que la gripe tuvo una menor afección en 2016 al sector joven de la población, de ahí el descenso en el número de casos.

   El umbral epidémico se superó entre finales de diciembre y finales de enero, El pico de incidencia de la onda gripal, especialmente acusado en la zona de Estella, se registró en la tercera semana de enero, con 1.910 nuevos casos (304,7 casos por 100.000 habitantes).

   El colectivo con mayor proporción de ingresos hospitalarios por esta enfermedad fue el de mayores de 80 años (830 ingresos por cada 100.000 habitantes).

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies