Bicicletas, esquís y cámaras, entre los objetos encontrados en el lago de Mendillorri

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico

Bicicletas, esquís y cámaras, entre los objetos encontrados en el lago de Mendillorri

Limpieza del lago de Mendillorri
EP/AYUNTAMIENTO DE PAMPLONA
Actualizado 06/10/2016 18:35:00 CET

Los objetos recogidos en la limpieza del lago se expondrán en el Museo de Educación Ambiental

PAMPLONA, 6 Oct. (EUROPA PRESS) -

El chasis de una moto, bicicletas, esquís, sillas de camping, bolardos, bidones, una cadena musical, cámaras de fotos, señales, parte de una escultura, patinetes y juguetes son algunos de los objetos que el Ayuntamiento de Pamplona ha recogido durante la limpieza del lago de Mendillorri, cuyo objetivo inicial era capturar las especies invasoras, y que serán expuestos en el Museo de Educación Ambiental.

Asimismo, se han encontrado cañas de pescar y numerosos aparejos de pesca en el fondo del lago, a pesar de que esta práctica queda prohibida por las ordenanzas municipales.

El Consistorio ha estado realizando durante esta semana tareas de saneamiento para lo que ha retirado los aproximadamente 13.000 m3 de agua que alberga el estanque mediante drenaje con la ayuda de un camión bomba. Los trabajos se han simultaneado con labores de limpieza de las orillas.

De esta forma, ha continuado el proceso de limpieza de los lagos artificiales de la ciudad que el Ayuntamiento puso en marcha antes del verano con intervenciones en Vistabella (Taconera) y en el parque del Orfeón Pamplonés.

El lago es un estanque artificial rodeado por una zona verde pública y desde su construcción hace dos décadas nunca se ha vaciado. Además de la retirada de los objetos, entre los que también había ramas, latas y botellas, se ha realizado la captura de las especies piscícolas mediante un procedimiento denominado 'pesca eléctrica', ha destacado el Consistorio pamplonés en un comunicado.

Este procedimiento consiste en crear una corriente eléctrica continua que provoca un aturdimiento temporal de los animales para facilitar su captura.

Entre las especies capturadas en la pesca, operación realizada esta mañana por técnicos del área de Ecología Urbana y Movilidad en colaboración con el Gobierno de Navarra y el Tajo de Río del Ayuntamiento de Pamplona, se encontraban unas 30 carpas de un metro y entre 10 y 12 kilos; dos siluros de metro a metro y medio con un peso de 10 a 15 kilos; 105 galápagos de Florida, algunos de más de 40 centímetros de longitud; y miles de percas americanas con tamaños de hasta 30 centímetros.

Todas ellas son especies exóticas consideradas invasoras y dañinas para la biodiversidad autóctona local. También se han capturado dos ejemplares de anguila de más de un metro de longitud, una especie autóctona aunque introducida artificialmente en el lago.

Todos los peces y galápagos exóticos van a ser eliminados por el Gobierno de Navarra en aplicación de la normativa sobre especies exóticas invasoras. Aunque el lago se encuentra aislado parcialmente de los ecosistemas acuáticos naturales del entorno y no es factible la colonización natural de otros ambientes, es un foco potencial de liberación de especies al medio natural por lo que se pone en peligro la biodiversidad.

ENTREGAR LAS MASCOTAS EXÓTICAS Y NO SOLTARLAS EN PARQUES

Según ha señalado el Ayuntamiento, estos animales han llegado al lago de Mendillorri bien por descuido bien de forma intencionada, ya que los dueños de galápagos y otras mascotas "los sueltan cuando se aburren de ellos en algunas ocasiones en parques en lugar de avisar al Gobierno de Navarra que se hace cargo de ellos a través del Centro de Recuperación de Fauna Silvestre de Ilundáin".

Los peces también llegan al estanque porque son introducidos por personas aficionadas a la pesca que "no son conscientes del daño que producen estos animales sobre la fauna autóctona local".

Una vez vaciado el lago, hay que esperar unos días para asegurar la muerte de los huevos y larvas que pueda haber. Luego el espacio se volverá a rellenar con agua de la red de abastecimiento y se reintroducirán gradualmente especies autóctonas (barbos, madrillas, chipas), en un proceso de seminaturalización del lago.

También se aprovechará para sustituir la válvula originaria por otra más accesible que permita en el futuro la limpieza del lago, simplificando la tarea y reduciendo el coste. Tras esta la operación, presupuestada en 54.500 euros, se estima que el lago se mantendrá en buenas condiciones al menos durante los próximos 5 años.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies