Comienza la campaña estival de control de los niveles del ozono

Publicado 09/06/2016 12:22:00CET

Nueve estaciones distribuidas en toda Navarra realizan mediciones diarias de este gas contaminante

PAMPLONA, 9 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Navarra pone en marcha entre junio y septiembre una campaña de control de niveles de ozono troposférico por el aumento de las temperaturas, con el objetivo de realizar un seguimiento de la evolución de los niveles de este contaminante, cuya formación se ve favorecida en situaciones de elevada temperatura y alta radiación solar, como las que se producen en los meses de verano.

Las mediciones se realizan a través de una red de nueve estaciones fijas situadas en Funes, Olite, Tudela, Sangüesa, Alsasua, Leitza y Pamplona (en los barrios de Iturrama, Rochapea y II Ensanche/Plaza de la Cruz). Además del ozono troposférico, estas estaciones evalúan otros cuatro contaminantes (dióxido de azufre, monóxido de carbono, dióxido de nitrógeno y partículas en suspensión).

Las personas interesadas pueden seguir en tiempo real el estado de la calidad del aire, que incluye la concentración de ozono y del resto de contaminantes por zonas, con indicadores del grado de riesgo. Además, pueden recibir en sus teléfonos móviles mensajes cuando se superen los umbrales de riesgo, para lo que tienen que ponerse en contacto con el teléfono 012 Infonavarra, ha informado el Gobierno foral en una nota.

El ozono troposférico es una sustancia que se forma en la atmósfera por la reacción química de otros contaminantes, y su formación está favorecida por las altas temperaturas y elevada radiación solar, como se ha indicado. Es un agente contaminante cuando se encuentra cerca de la superficie terrestre y puede provocar problemas respiratorios a la población de riesgo (infancia, personas mayores y personas con enfermedades crónicas) cuando sobrepasa un cierto nivel.

Existen dos niveles de superación en la medición del ozono troposférico. El umbral de información se alcanza cuando este gas supera los 180 microgramos (millonésimas de gramo) por metro cúbico de aire. Entonces se recomienda que las personas con riesgo eviten realizar esfuerzos físicos al aire libre en las horas centrales del día (entre las 12 y las 18). El umbral de alerta se alcanza cuando la presencia del ozono llega a los 240 microgramos por metro cúbico: en este nivel, las mismas recomendaciones se extienden a toda la población.

Según se desprende del seguimiento de los datos de las estaciones de control de calidad del aire en los últimos años, la Ribera de Navarra supera los valores límites de ozono durante los meses de verano.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies