La comisión de personal de la Policía Foral niega que los profesionales "inflen artificialmente" las horas extras

 

La comisión de personal de la Policía Foral niega que los profesionales "inflen artificialmente" las horas extras

Actualizado 23/04/2013 21:34:45 CET

Dice que "la eliminación" de estas horas "implica la dejación de las tareas que hasta ahora se habían cometido a través de ellas"

PAMPLONA, 23 Abr. (EUROPA PRESS) -

La comisión de personal de la Policía Foral ha defendido que los profesionales del Cuerpo "no han inflado artificialmente la partida de horas extra" y ha expuesto que "la reglamentación y la adquisición de competencias han provocado un desequilibrio entre plantilla y trabajo que ha tenido que ser suplido a través de horas extraordinarias".

Así lo han manifestado este martes representantes sindicales en la comisión de personal de la Policía Foral, que han comparecido en el Parlamento de Navarra para informar sobre la situación actual del Cuerpo, a petición del grupo de I-E.

En su intervención, el presidente de la comisión de personal de la Policía Foral, Alfonso Martínez, ha respondido a las palabras del consejero de Presidencia, Justicia e Interior del Gobierno de Navarra, Javier Morrás, quien señaló, según ha dicho, que "quienes quieren hacer horas extras, acaban inflándose y llevándose un sobresueldo".

En concreto, ha insistido en que "ha sido responsabilidad del Gobierno de Navarra el diseño de esta solución y no de la representación sindical ni de los profesionales policiales". Por ello, Martínez ha asegurado que los profesionales "no han inflado artificialmente la partida de horas extra y si el consejero Morrás lo mantiene, tendrá que actuar disciplinariamente". En otro caso, ha añadido, "deberá rectificar".

Además, ha asegurado que la representación sindical "no pretende suplir la capacidad autoorganizativa de la Administración y, mucho menos, que dicha organización ampare la realización de horas extra". "Lo que entendemos debe hacer la Administración es dimensionar correctamente tanto la plantilla como las funciones que encomienda a la Policía Foral", ha reivindicado.

Según Martínez, "la eliminación de las horas extra implica la dejación de las tareas que hasta ahora se habían cometido a través de ellas". Además, ha puesto de relieve que "si las horas extras que se hagan se compensan únicamente en tiempo, provocarán una mayor merma de la presencia policial, lo que se podrá comprobar en la memoria de indicadores del presente año y anteriores".

"No podemos admitir que para suplir las deficiencias que el constante recorte provocará en el servicio público, se empeoren nuevamente las condiciones laborales del colectivo, a base, principalmente, de eliminar los conceptos de calendario, jornada anual y diaria, descansos mínimos, etc. o volver a recortar derechos alcanzados a través de la negociación colectiva entre la Administración de Navarra y la representación sindical", ha afirmado.

Martínez ha expuesto que "mientras no se defina el modelo que Navarra quiere implantar, consideramos necesario aportar la economía que genera Policía Foral en la propia organización, lo que garantizaría el mantenimiento de las actuales prestaciones de seguridad pública que ofrece Policía Foral y, posiblemente, un impulso en la dirección de la consecución de un Cuerpo integral y de referencia".

"UN VERDADERO ESCÁNDALO"

El parlamentario de I-E Txema Mauleón, en el turno de intervención de los grupos, ha calificado la situación de la Policía Foral de "verdadero escándalo que la sociedad desconoce", ya que "el consejero se ha dedicado a contarnos el país de las maravillas". Por contra, ha destacado, los representantes de los trabajadores han realizado "una descripción absolutamente preocupante".

Por parte de UPN, el parlamentario Javier Caballero ha mantenido que "las cuestiones laborales han de tratarse en las mesas correspondientes" y ha rechazado la existencia de un doble foro para exponer las demandas laborales.

En representación del PSN, Roberto Jiménez ha opinado que "el problema de fondo es qué Policía Foral queremos". "No se puede pretender tener una Policía Foral que pretenda ser integral y de referencia con los efectivos que tiene y sin horas extras, esto es imposible", ha resumido.

Desde Bildu, Víctor Rubio también ha abogado por definir "qué Policía queremos" y ha recalcado que "si hay que buscar responsables a la horas extras no hay que buscarlos en los representantes sindicales".

Por su parte, el parlamentario de Aralar-NaBai Txento Jiménez ha afirmado que su grupo mantendrá el debate sobre cómo tiene que ser la Policía Foral y ha rechazado "los recortes específicos" que conducen al "deterioro de los servicios que se estaban prestando".

Finalmente, el 'popular' Eloy Villanueva ha mostrado su "preocupación" porque "después de tres años seguimos hablado de los mismos problemas y de las mismas soluciones, es decir, de ninguna".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies