El comité de empresa de BSH censura la "escasa" voluntad de negociar por la dirección y anuncia movilizaciones

Actualizado 04/10/2007 16:05:36 CET

PAMPLONA, 4 Oct. (EUROPA PRESS) -

El comité de empresa de BSH en Esquíroz criticó hoy en rueda de prensa que la dirección de la planta, que da empleo a unos mil trabajadores, no tiene voluntad de negociar el nuevo convenio colectivo, en el que la parte social aboga por reducir la eventualidad y conseguir que la flexibilidad sea la "necesaria". De no ser así, se plantean establecer un calendario de movilizaciones.

Esta mañana los portavoces del comité, José Manuel Cárcar e Iñaki Sabastibeltza, comparecieron en rueda de prensa en la sede de UGT para analizar la situación después de diez meses de negociación. El comité está formado por 23 miembros, de los que 7 son de CCOO, 6 de UGT, 4 de ESK, otros 4 de LAB y 2 de ATIS. La empresa, en agosto, tenía una plantilla de 657 trabajadores fijos y 384 eventuales.

Según dijeron, si la dirección de la planta no ofrece signos de avanzar y alcanzar acuerdos se verán obligados a movilizarse. De hecho, el comité ha previsto para el día 11 "medidas de acción" que supondrían la paralización de la producción, "sin que de momento repercuta en los trabajadores", precisó Iñaki Sagastibeltza, delegado de CCOO.

Cárcar destacó que la eventualidad en la empresa, que se dedica a la fabricación de frigoríficos, es "altísima", con una media de un 30 por ciento. A su juicio, la plantilla fija debería rondar los 800 trabajadores y conseguir así aumentar el empleo de calidad en la planta, que saca unos 800.000 figoríficos al año y que se prevé aumentar.

El portavoz sindical señaló que las previsiones para los próximos años son "buenas" y que lo que pide el comité no es imposible. Según expuso, después de diez meses de negociación colectiva y con "escasa intención" de avanzar por parte de la empresa, es "momento de hablar en serio".

En cuanto a la flexibilidad, José Manuel Cárcar indicó que la dirección aboga por que sea "a la carta" y se trabajen sábados. Para el portavoz del comité la flexibilidad deberá ser la "necesaria" y los sábados no son necesarios, ya que "queda tres cadenas libres en el turno de noche". En su opinión, supondría además dificultar la conciliación de la vida laboral y familiar".

Cárcar censuró igualmente que el comité de empresa sufre una "desinformación total" de los proyectos y el futuro que prevé la empresa. Abogó por tanto por "desbloquear" la situación en la que están inmersas las negociaciones.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies