Comptos advierte de la "difícil situación económica" de la residencia de ancianos de Cintruénigo

Publicado 22/03/2018 9:25:54CET

La situación del Ayuntamiento es "solvente" aunque el informe recomienda disolver una sociedad pública

PAMPLONA, 22 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Cámara de Comptos ha publicado un informe de fiscalización sobre el Ayuntamiento de Cintruénigo en el que advierte de "la difícil situación económica" de la residencia de ancianos San Francisco de Asís, que tiene una deuda de 450.000 euros con el Consistorio.

El informe, correspondiente al año 2016, apunta que sus ingresos corrientes son "insuficientes" para hacer frente a los gastos y pide al Ayuntamiento que "tome medidas para garantizar la viabilidad" de dicha residencia.

Precisamente esta residencia es el único organismo autónomo del Ayuntamiento de Cintruénigo, localidad con una población de 7.779 habitantes. También existe una sociedad municipal -Cintruénigo de Servicios Municipales, S.L.- dedicada a la limpieza de las instalaciones municipales y servicio de conserjería.

Respecto a esta última, la Cámara de Comptos señala en una nota que además de prestar servicios municipales no tiene estructura ni financiación propia. Se observa, además "una deficiente gestión con incumplimientos de la normativa mercantil y de contratación de personal". Por todo ello, el informe recomienda disolverla y liquidarla.

En cuanto a la situación financiera, el informe la califica de "solvente" porque el Ayuntamiento genera ahorro neto (400.000 euros), tiene 1,7 millones de remanente de tesorería y ha reducido la deuda hasta los 4,1 millones.

En 2016, el Ayuntamiento de Cintruénigo y su organismo autónomo gastaron 7 millones e ingresaron 7,4 millones. El capítulo de personal es el gasto más importante con 3,5 millones. Le siguen los bienes corrientes y servicios, que suman 2,6 millones. El gasto en inversiones apenas superó los 500.000 euros.

En cuanto a ingresos, las transferencias corrientes suman 2,9 millones, las tasas y precios públicos 2,6 millones y los impuestos directos 1,8 millones.

Analizada la cuenta general, el informe señala que expresa la imagen fiel del patrimonio, de la liquidación de sus presupuestos y de la situación financiera a 31 de diciembre de 2016. Se cita, no obstante, como salvedad el inventario de bienes, que no está actualizado aunque se comenzó a hacerlo el año pasado; también se apunta que sus administradores no formularon las cuentas de la sociedad municipal.

Respecto a la legalidad, el informe señala que la actividad económico-financiera del consistorio se realiza respetando la normativa vigente, aunque existen algunas salvedades en materia de personal, subvenciones y contratación administrativa, según Comptos.