Comptos dice que el trabajo de las empresas del Servicio de Atención a Domicilio "se solapa" en todos los barrios

Actualizado 07/02/2011 14:33:09 CET

PAMPLONA, 7 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Cámara de Comptos ha destacado que el trabajo realizado por las dos empresas del Servicio de Atención a Domicilio de Pamplona, la pública Asimec y la externa Azvase, "se solapa en todos los barrios y, a veces, en los mismos usuarios". Así, el órgano fiscalizador constata "falta de homogeneización en los datos que presentan las empresas a los servicios municipales, lo que dificulta obtener información global sobre el servicio".

Así lo indica Comptos en el informe sobre la prestación del Servicio de Atención a Domicilio del Ayuntamiento de Pamplona, solicitado por la Junta de Portavoces del Parlamento y por el pleno del Consistorio pamplonés.

En la conclusión del informe, la Cámara de Comptos señala que la adjudicación del contrato a Azvase siguió los trámites previstos en la normativa de contratación. Sobre la ejecución del mismo, se detecta una demanda mayor de la prevista, ya que en los tres años se han realizado un 30 por ciento más de las horas previstas, lo que ha hecho necesario modificar el contrato, en algunos casos después de haber realizado los trabajos.

La Cámara de Comptos indica que la empresa ha facturado horas de más en algunos meses. En concreto, son 734 horas y unos 15.000 euros, regularizados en los meses siguientes. El Ayuntamiento reclamó y consiguió la devolución de unos 80.000 euros tras la sentencia que le dio la razón respecto al cómputo del tiempo de traslado como tiempo de trabajo.

El informe también destaca el hecho de que sean dos empresas, una contratada y otra municipal, las que presten el servicio, con un funcionamiento que responde a criterios diferentes. "El trabajo realizado por las dos empresas se solapa en todos los barrios y, a veces, en los mismos usuarios", resalta. En este sentido, Comptos constata "falta de homogeneización en los datos que presentan las empresas a los servicios municipales, lo que dificulta obtener información global sobre el servicio".

Por otro lado, el estudio señala que se trata de un servicio bien valorado y que los usuarios no distinguen a qué empresa pertenecen los trabajadores que lo prestan, sino que tienen como referencia al Ayuntamiento.

El informe explica, asimismo, que el Servicio de Atención a Domicilio lo gestionan los ayuntamientos, obteniendo parte de la financiación del Gobierno de Navarra y del usuario, y corriendo el resto a cuenta del ente local. Se concreta en un máximo de dos horas diarias de ayuda personal, en labores del hogar y acompañamiento a personas, con el objetivo final de favorecer su permanencia en los domicilios.

El Ayuntamiento de Pamplona inició la prestación del servicio a finales de los años 90, utilizando medios propios y la contratación de la cooperativa Miluce. Posteriormente, el contrato fue adjudicado a la empresa AMMA y, desde 2007, la parte del servicio externalizado lo realiza la empresa Azvase.

Para la gestión con medios propios, el Ayuntamiento incluyó en la plantilla municipal 35 plazas de asistentes a domicilio cubiertas de manera interina. Una sentencia obligó a sacar dichas plazas en la oferta pública de empleo y, previa oposición, quienes consiguieron los puestos se integraron en la empresa pública Asimec, creada para gestionar el servicio.

El Ayuntamiento de Pamplona adjudicó el contrato a Azvase en marzo de 2007, con una previsión de un año prorrogable hasta cuatro. Se concretaron un mínimo de 80.000 horas de atención en domicilios, con un máximo de 120.000 y un precio máximo de 21,79 euros por hora. El valor estimado de contrato se estimó en 10,4 millones, por lo que el Ayuntamiento fijó un presupuesto máximo de 2,6 millones anuales para el mismo.

Estando el contrato en vigor, la empresa reclamó que el desplazamiento entre domicilios computara como tiempo de prestación del servicio. El Ayuntamiento no estaba de acuerdo y una sentencia le dio la razón. En marzo del año pasado, la empresa decidió no prorrogar el servicio y el Ayuntamiento convocó un nuevo concurso, resultando nuevamente adjudicataria la empresa Azvase. En este caso, se mantuvo el número de horas y la adjudicación fue por 24,75 euros la hora.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies