Comptos insiste en la necesidad de reorganizar el entramado empresarial público para que sea "más eficaz"

Actualizado 24/02/2009 16:20:03 CET

PAMPLONA, 24 Feb. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Cámara de Comptos, Luis Muñoz, insistió hoy en la necesidad de reorganizar el entramado empresarial público de la Comunidad foral para conseguir una estructura "más eficaz y eficiente", al existir empresas públicas "con objetivos coincidentes".

Muñoz compareció esta mañana en comisión parlamentaria para explicar el informe de fiscalización relativo al proyecto de Ley Foral de Cuentas Generales de Navarra de 2007, que indica que la actividad económica-financiera del Ejecutivo foral se realizó, "en general", de acuerdo a la normativa vigente.

El sector público empresarial navarro está compuesto por 32 empresas con una plantilla total de 1.092 trabajadores y un resultado que, en general, suma 12 millones de beneficios. Según el informe, las empresas que presentaron mayor beneficio en 2007 fueron Nasuinsa (43 millones), Vinsa (11,6 millones) y Tracasa (3,3 millones), mientras que Sprin, Baluarte y Nafinco fueron las que tuvieron mayores pérdidas.

La Cámara de Comptos recomienda, al igual que en el documento de 2006, que el Gobierno de Navarra lleve a cabo una reorganización del entramado empresarial público al existir empresas con objetivos coincidentes. Además, destaca la existencia de empresas con participación indirecta "muy significativa" del Gobierno, que no se consideran públicas como Delton Green, participada por Nafinco en un 50 por ciento, o Echauri Forestal, cuya totalidad de las acciones están en manos de Nafinco.

En esta línea, Muñoz puso de relieve que las leyes de Hacienda y Patrimonio dan "una consideración diferente a las empresas públicas", lo que "provoca disfunciones y confusión" que en su opinión, "convendría superar".

En lo que se refiere a las cuentas del Gobierno de Navarra y sus organismos autónomos, el informe indica que los gastos en 2007 ascendieron a 4.294 millones y los ingresos sumaron 4.295 millones. Respecto a los datos de 2006, los gastos se incrementaron un 16 por ciento, mientras que los ingresos lo hicieron en un 13 por ciento. El mayor crecimiento de los gastos respecto de los ingresos es lo que ha reducido el saldo presupuestario de 112 millones de superávit en 2006 a los 600.000 euros de 2007.

En cuanto a la naturaleza económica de los gastos, la Cámara de Comptos indica que el 55 por ciento correspondió a transferencias, el 23 por ciento a personal, el 9 por ciento a bienes corrientes y el 6 por ciento a inversiones. La mayor cuantía fue destinada a Sanidad (16%), a los pagos derivados del Convenio Económico con el Estado (16%) y a Educación (13%). Respecto a los ingresos, los impuestos directos sumaron el 52 por ciento, los indirectos el 41 por ciento, y el resto procedió a transferencias, tasas y precios públicos.

El informe remarca que, "en general", la actividad económica-financiera del Ejecutivo foral se realizó en 2007 de acuerdo a la normativa vigente y que el balance de situación refleja "razonablemente" la situación patrimonial de la Hacienda Foral, aunque Muñoz apuntó que "hay alguna salvedad referida al inmovilizado y a las contigencias derivadas del sistema de pensiones del personal funcionario", un tema "complejo" que "no es tan difícil de solucionar si hay voluntad de hacerlo".

Por último, el presidente de la Cámara de Comptos puso de manifiesto que es "urgente" que el Gobierno de Navarra "defina y aprueba el Plan de Contabilidad Pública de la Administración foral o, en su defecto, aplique el Plan General de Contabilidad Pública; que integre la contabilidad auxiliar de terceros con la general, sobre todo en los desgloses de datos e informaciones; y que racionalice el sector empresarial y fundacional, estableciendo también los criterios para que las empresas públicas participen de forma mayoritaria en otras empresas".

LOS GRUPOS

En el turno de intervenciones, el parlamentario regionalista Jesús Pajares consideró que el informe de la Cámara de Comptos es "bueno" y que refleja que el Gobierno "ha hecho los deberes", aunque reconoció que hay "cosas en la gestión que hay que mejorar".

Por parte de Nafarroa Bai, Maiorga Ramírez apuntó que se deben cambiar las leyes de Hacienda y Patrimonio de las empresas públicas para que "se guíen por un criterio único", ya que según censuró, en estos momentos "se recurre a una ley o a otra, según interese".

Amanda Acedo, del PSN, por su parte, recalcó que el informe demuestra que el Ejecutivo foral "no cumple la normativa reguladora de la gestión en algunos casos", por lo que instó al Gobierno a "aplicarse un poquito más" para que la gestión "sea mejor" y "haga un esfuerzo por cumplir las recomendaciones de la Cámara de Comptos".

El portavoz de CDN, Juan Cruz Alli, aseguró que el informe hace un diagnóstico "positivo en su conjunto", y que pone de relieve que la gestión por parte del Gobierno foral "ha sido la correcta, aunque sea susceptible de mejorar en algunos aspectos".

Finalmente, Ion Erro, de IUN, consideró que el documento es una herramienta "muy útil para la actividad parlamentaria al dibujar la situación de las cuentas", y destacó la necesidad de que se presente un proyecto de Ley que regule el Sector Empresarial Público.