La crecida del Arga, Sadar y Elorz provoca cierres de tráfico en Cizur, Rochapea y Magdalena

Publicado 12/04/2018 9:03:36CET

PAMPLONA, 12 Abr. (EUROPA PRESS) -

La crecida de los ríos Arga, Sadar y Elorz ha provocado cierres de tráfico en Cizur, Rochapea y Magdalena, tanto para vehículos como para peatones. Por el momento, no se encuentra afectada ninguna zona habitada ni comercial de Pamplona, aunque la previsión continúa siendo al alza.

El nivel de alerta continúa en Emergencia 02 desde su activación el miércoles a las 19 horas. La previsión es que los caudales sigan creciendo, según ha informado el Ayuntamiento de Pamplona.

Las zonas que se encuentran cerradas al tráfico y al tránsito peatonal son la zona de la Magdalena, desde la avenida de Corella hasta el cauce, afectando al camino de Burlada y al camino de Caparroso (este último cerrado desde la calle Labrit); en la zona de Vergel el parque entre Errotazar y la plaza Pompeyo, así como el parque de la Runa, aunque de momento no ha rebasado la primera mota (en el caso de que la rebase, afectaría a la zona del recinto ferial y todavía quedaría la segunda mota recientemente construida); la Vuelta de Aranzadi, mayormente inundada, de donde se han retirado vehículos del aparcamiento de las piscinas; el puente de Miluze, cerrado el acceso tanto desde la zona de Barañáin como desde el cementerio; y la zona peatonal en Oblatas.

Policía Municipal está vigilando además el barrio de Echavacoiz y la avenida de Aróstegui por el posible desbordamiento del río Elorz; y también los márgenes del río Sadar ante la posibilidad de afecciones al tránsito peatonal en la zona de la avenida de Zaragoza.

Según las previsiones, la tendencia de las próximas horas es al alza, por lo que desde Policía Municipal se hace un llamamiento a la precaución tanto a conductores como a peatones.

Se recomienda a las personas conductores que respeten las señalizaciones colocadas y que aumentan la precaución al volante tanto si circulan por zonas cercanas a los cauces de los ríos como en el resto de la ciudad, debido a los charcos y la cantidad de agua acumulada en la calzada.

A los peatones se les recomienda evitar el tránsito por las cercanías de los ríos y sobre todo no acercarse a los cauces, así como atender a las indicaciones que se les puedan realizar desde Policía Municipal o personal de Seguridad Ciudadana.