Cuatripartito y colectivos piden la "paralización" del recrecimiento de Yesa

Iker Aramendía, de Yesa+No
EUROPA PRESS
Actualizado 24/05/2017 13:03:15 CET

   PAMPLONA, 24 May. (EUROPA PRESS) -

   Los colectivos Yesa + No, Río Aragón y Urbizi Nueva Cultura del Agua, junto con Geroa Bai, EH Bildu, Podemos e Izquierda-Ezkerra, han convocado el próximo sábado 27 de mayo, a las 18.30 horas, una manifestación en Pamplona, bajo el lema 'Yesa no puede esperar. Paralización e informe internacional'.

   Representantes de estos colectivos, EH Bildu y Geroa Bai han presentado este miércoles la movilización en un acto en el Paseo Sarasate de Pamplona.

   El representante de Yesa+No, Iker Aramendía, ha leído un manifiesto en el que afirma que "Yesa ya no puede esperar porque ya han ocurrido demasiadas cosas graves", porque "cada millón que se sume a este fiasco terminaremos pagándolo entre todos" y "porque la inviabilidad de este proyecto es cada día más patente y está dando al traste con el futuro de las comarcas afectadas".

   "Hay que parar Yesa y analizar la situación de forma sosegada para dar solución al atolladero en que se ha convertido", ha continuado Aramendía, que ha reivindicado la "paralización" del proyecto de recrecimiento y la realización de un informe técnico internacional "ajeno a la obra y a sus intereses, algo que se intuye imprescindible para dar pie a una revisión seria del proyecto".

   Ha criticado que "mientras este proyecto sigue su errático, despilfarrador y experimental camino, las comarcas directa o indirectamente afectadas tanto en Navarra como en Aragón no pueden diseñar un futuro libremente".

   Aramendía ha asegurado que "cada vez es más evidente que este proyecto hidráulico nunca llegará a ponerse en funcionamiento" por lo que ha reclamado "comenzar el diálogo social, político y técnico que permita encontrar un proyecto de futuro alternativo".

   Además, "independientemente de la situación en la que quede Yesa" ha considerado "de justicia una reforma de las leyes de seguridad de presas que son las que han permitido iniciar proyectos tan polémicos desde el principio como este, que se ahonde en la política de hechos consumados y que la seguridad de las personas estén supeditadas a las arbitrariedades de los organismos competentes".

"YESA PUEDE CONVERTIRSE EN EL GRAN FIASCO DE LA HISTORIA HIDRÁULICA"

   Aramendia ha criticado las declaraciones de responsables de la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE), después de que el Gobierno de Navarra pidiera al Ministerio de Medio Ambiente un estudio internacional sobre la presa, en las que afirmaban que "recrecer Yesa y no llenarlo sería ridículo". "En eso estamos de acuerdo, sería ridículo y vergonzoso, como son los casos de Montearagón, El Val, Lechago, La Loteta, los aeropuertos sin aviones y la plataforma Castor", ha contestado.

   "Yesa tiene visos de convertirse en el gran fiasco de la historia hidráulica del Estado español, no solo con consecuencias desastrosas en el lado económico sino sobre la seguridad de las personas", ha asegurado.

   El representante de Yesa+No ha alertado del "riesgo" de las localidades aguas abajo de la presa y ha afirmado que "ha habido momentos en que nosotros creemos, con informes en la mano, que hubiéramos tenido que ser evacuados de nuestras casas". "Ahora el nivel de riesgo no es tan alto pero es mucho mayor que antes de que empezaran las obras de recrecimiento", ha continuado Aramendía que ha subrayado que "debemos estar en una situación en la que los riesgos sean asumibles".

   A su entender, la obra de recrecimiento "no tendría que haber continuado tras la paralización cautelar de 2007; si hoy día ese proyecto se analizase no se permitiría su continuación". "Pretenden intentar terminarlo y llenarlo, todo con tal de no reconocer el desastre. Esperemos no lamentar otro desastre mayor", ha reprochado Aramendia que ha asegurado que la "actitud de la CHE es muy peligrosa". "Está machacando con el discurso de siempre" porque "están preocupados porque les está fallando todo, hasta el propio proyecto" y "saben que se ha demostrado que los informes que tienen" estaban "equivocados", ha aseverado.

   En este sentido, ha propuesto "gestionar el agua de otra forma" pasando por "una revisión, que va a ser inevitable en breve, porque desde Europa se empieza a apretar las tuercas diciendo que no se puede derrochar el agua de esta manera". Así, ha abogado por "hacer embalses laterales que permiten una mayor flexibilidad económica y de uso".

   Aramendía considera que "si al final se logra una revisión en profundidad de este proyecto, se va a tener que empezar de cero" de manera que "la situación habrá cambiado radicalmente".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies