Cuatro personas detenidas por requisitorias judiciales, una con ingreso en prisión

Publicado 10/07/2018 14:38:09CET

   PAMPLONA, 10 Jul. (EUROPA PRESS) -

   La Policía Foral ha detenido en los últimos días a cuatro personas que estaban reclamadas por distintas requisitorias de búsqueda, detención, personación y/o ingreso en prisión. Todos ellos han pasado a disposición judicial en distintos juzgados de guardia.

   El primero, un vecino de Tudela de 36 años, fue detenido en un control de seguridad vial realizado por agentes forales especializados en materia de tráfico, adscritos a la comisaría de la capital ribera. Al identificarlo comprobaron que sobre él pesaba una orden de búsqueda, detención y personación emitida por un juzgado de Barakaldo en relación con un presunto delito de impago de prestaciones familiares.

   En Falces, una patrulla de la comisaría de Tafalla procedió a la detención de un vecino de Burlada de 28 años que debía ingresar en prisión al tener en vigor un requerimiento de localización, detención e ingreso en prisión emitido por un juzgado pamplonés en relación con un impago. Una vez detenido fue trasladado directamente a la prisión provincial donde quedó ingresado.

   Finalmente en Pamplona se han detenido a dos personas más. Uno de ellos es un vecino de Sevilla de 46 años al que agentes del Área de Tráfico y Seguridad Vial que realizaban un control de alcoholemia le dieron el alto. Al comprobar sus datos desde el Centro de Mando y Coordinación de la Policía Foral informaron que tenía una requisitoria en vigor de un juzgado sevillano, por lo que fue detenido y trasladado a dependencias policiales.

   El otro fue detenido en la Plaza del Castillo por participar en una pelea en la que intervinieron patrullas de la Policía Foral que prestaban servicio en las inmediaciones. Al identificarlo se confirmó que estaba reclamado por un juzgado de Zaragoza con motivo de un atentado a agentes de la autoridad, por lo que fue detenido y trasladado a dependencias policiales, ha informado en un comunicado el cuerpo policial.