Se debilita la confianza de los empresarios navarros sobre la evoluciónde la industria, según el IEN

Actualizado 24/11/2011 20:35:08 CET

PAMPLONA, 24 Nov. (EUROPA PRESS) -

La confianza de los empresarios industriales de Navarra, medida a través del Indicador del Clima Industrial (ICI)1, desacelera en octubre debido al deterioro observado tanto en la cartera de pedidos como de la producción prevista, según se desprende de la Encuesta de Coyuntura Industrial de Navarra, realizada por el Instituto de Estadística de Navarra (IEN).

El indicador del Clima Industrial de la UE refleja el mismo perfil de desaceleración observado en Navarra, mostrando el indicador del conjunto de España la evolución más favorable del mes.

Prácticamente todas las ramas de actividad reflejan opiniones pesimistas en octubre, destacando el menor dinamismo mostrado en las ramas Material de Transporte y, en menor medida, en la rama Madera y muebles y en las Industrias agroalimentarias y Metálicas. Esta evolución contrasta con las señales de ligera recuperación de la rama Textil, cuero y calzado, mostrando el resto de ramas industriales un perfil de estabilidad para este periodo.

La producción industrial actual desciende en octubre tras las señales de recuperación percibidas el periodo anterior, derivado fundamentalmente de la caída observada en la rama Material de transporte y Madera y muebles y, en menor medida, de la pérdida de dinamismo mostrado en la Industria agroalimentaria e Industrias químicas.

En el conjunto de España, la producción actual mantiene el retroceso, por tercer mes consecutivo, si bien con menor intensidad que el registrado en Navarra.

Según el tipo de bien fabricado, los Bienes de inversión reflejan la evolución más favorable del periodo y acentúan la trayectoria de recuperación por segundo mes consecutivo, evolución que no logra compensar el menor dinamismo observado en los Bienes intermedios y fundamentalmente en los Bienes de consumo.

Por tamaño de empresa, destaca la pérdida de confianza observada en las grandes empresas seguido del menor dinamismo reflejado en las pequeñas empresas, mostrando las medianas empresas un perfil de estabilidad.