El defensor del Pueblo afirma que la crisis se refleja en el contenido de las preocupaciones de los ciudadanos

Francisco Javier Enériz
EUROPA PRESS
Actualizado 18/05/2012 13:48:37 CET

Ha presentado en el Parlamento el informe anual de la institución de 2011

PAMPLONA, 18 May. (EUROPA PRESS) -

El defensor del Pueblo de Navarra, Javier Enériz, ha manifestado que la crisis económica se refleja en el contenido de las preocupaciones que los ciudadanos trasladan a la institución, y ha destacado que han aumentado las quejas y consultas relacionadas con las prestaciones sociales públicas, fundamentalmente con la demora en la concesión o renovación de la renta de inclusión social.

Según ha manifestado, siguen siendo "numerosas" las quejas en materia de Función Pública, "centradas en su mayoría en la consecución de un empleo en el sector público, bien de carácter temporal o definitivo".

En comparecencia parlamentaria, Javier Enériz ha señalado que el mayor número de quejas presentadas en 2011 eran referentes a asuntos relacionados con la Función Pública, el 13 por ciento.

En este sentido, ha diferenciado dos bloques, por un lado los ciudadanos que no trabajan para las Administraciones públicas y cuyas quejas, que representan el 57 por ciento de las registradas en la materia, se refieren principalmente a los procedimientos de ingreso o provisión de puestos de trabajo en las Administraciones, en particular, al impacto de la crisis económica en la reducción de la oferta pública de empleo y a la necesidad de extremar la transparencia en los procedimientos convocados.

Ante ello, el defensor ha insistido en recordar a las Administraciones que el acceso a la Función Pública afecta a un derecho protegido, "lo que exige el deber de extremar el cumplimiento de las leyes y el celo por asegurar que la actuación de los tribunales sea transparente, honesta, objetiva e imparcial".

En un segundo bloque, se ha referido a las quejas presentadas por funcionarios o contratos por las Administraciones, el 42 por ciento de las registradas en esta materia, y que se refieren al régimen estatutario del personal. Ha explicado que estas quejas afectan fundamentalmente a derechos como el pago sin demoras de las retribuciones complementarias o a la conciliación de vida familiar, entre otras cuestiones.

Durante 2011, la oficina del Defensor realizó 2.317 actuaciones, en concreto, 1.042 quejas gestionadas, 1.209 consultas atendidas, 35 actuaciones abiertas de oficio, 28 propuestas de mejora de los servicios públicos presentadas por los ciudadanos encauzadas a los órganos de la Administración competente y 3 informes especiales de contenido monográfico.

Según ha precisado, esta actividad ha permitido hacer llegar a las Administraciones públicas de Navarra un total de 691 sugerencias, recomendaciones y recordatorios de deberes legales. En 2011 el número de personas que presentaron las quejas o que se encontraban detrás de ellas, superó las 11.000.

POLÍTICA SOCIAL

El segundo lugar, en cuanto a número de quejas, lo ocupan las relativas a política social (casi el 12%). En este campo, los problemas se relacionan muy directamente con la situación actual de crisis. En concreto, según Enériz, el mayor porcentaje de las quejas recibidas ha tenido que ver con la denegación o la demora en la concesión de la prestación de la renta básica, y también hay quejas relacionadas con las ayudas a la dependencia o con los procedimientos de protección al menor.

Sobre la renta básica, el defensor ha detallado que han propuesto que se simplifique el procedimiento establecido y ha mostrado su convicción de que los servicios sociales de base podrían prestar un "mayor un más ágil" servicio a los más vulnerables. También ha destacado la necesidad de simplificar el procedimiento administrativo en los casos de dependencia.

En tercer término se sitúan las quejas sobre la transparencia de las Administraciones públicas (9,7%), en cuarto las relacionadas con la educación (8,9%) y en quinto, las vinculadas a los derechos lingüísticos de los ciudadanos (8,12%)

VALOR A LA INSTITUCIÓN

El parlamentario de UPN Javier Caballero ha señalado que lo más destacable de 2011 es la "normalidad" en el funcionamiento de la institución, "enraigada en el entramado institucional de nuestra Comunidad" y que realiza un trabajo "importante".

Por su parte, el socialista Pedro Rascón ha manifestado que, en el actual contexto de crisis, "parece lógico esta tendencia a mayor número de quejas". "En un momento complicado, en que el ciudadano pueda sentirse indefenso, es bueno que tenga un lugar a donde acudir", ha dicho, y le ha animado al defensor a seguir trabajando.

Patxi Zabaleta, de NaBai, ha manifestado que la institución del Defensor es "positiva, necesaria e imprescindible", si bien ha considerado que puede mejorar en algunas cuestiones. Mientras que Maiorga Ramirez, de Bildu, se ha preguntado qué porcentaje de las recomendaciones aceptadas se cumplen finalmente por parte de la Administración y le ha animado a seguir trabajando en estos momentos "tan difíciles".

La 'popular' Ana Beltrán ha manifestado que, en estos momentos de crisis, esta institución podría estar integrada en la figura del Defensor de España y evitar así "duplicidades", si bien ha valorado la labor realizada por la institución en Navarra. Por I-E, José Miguel Nuin, ha valorado como "positivo" el trabajo del Defensor, con un trabajo "imprescindible". "No está de más esta institución que defiende a los ciudadanos y los escucha", ha defendido.