Desarticulado un grupo organizado que distribuía speed y cocaína

Droga incautada por la Policía Nacional en la operación
Foto: EUROPA PRESS
Actualizado 27/06/2014 10:37:44 CET

Se han detenido a cinco personas, de las cuales dos han ingresado en prisión y un tercero ha sido expulsado del territorio nacional

   PAMPLONA, 27 Jun. (EUROPA PRESS) -

   Agentes de la Policía Nacional, tras cuatro meses de investigación, han desarticulado un grupo organizado compuesto por ciudadanos españoles, dominicanos y ecuatorianos que distribuía speed y cocaína a clientes de Pamplona y Comarca.

   Se han detenido cinco personas, de los cuales dos han ingresado en prisión y un tercero ha sido expulsado de territorio nacional. Cuatro de los detenidos eran reincidentes por tráfico de drogas y uno de ellos aprendió la práctica en Estados Unidos.

   En un comunicado, la Policía Nacional ha explicado que a primeros de febrero de este año los agentes se centraron en el control en un punto de distribución de speed y cocaína localizado en Barañain, protagonizado por dos varones y una mujer, quienes distribuían las drogas desde una vivienda, e incluso desplazándose a varios domicilios cercanos para hacer las entregas.

   Se dio la circunstancia de que estas personas ya habían sido investigadas anteriormente y se encontraban a la espera de juicio, pesando sobre otra de ellas una reciente condena por tráfico de speed.

   Cuando los investigados se quedaban desabastecidos, contaban con varias fuentes de suministro independientes a quienes acudían en función de la oferta y calidad del estupefaciente disponible, no dudando en desechar la droga de más baja calidad que dificultase su venta en el mercado negro, ha detallado la Policía Nacional.

   La investigación fue desarrollándose por fases, en la medida que se pudo determinar las fuentes de suministro de cada uno de ellos, siendo especialmente complicada en algunas de las viviendas de los investigados debido a la ubicación de las mismas y a las medidas de seguridad que los investigados adoptaban para detectar el control policial.

   Uno de los detenidos, de nacionalidad dominicana, había aprendido a traficar en Estados Unidos donde, en un ajuste de cuentas entre bandas, había sido tiroteado llegando a perder uno de los brazos con motivo de un disparo.

   En concreto, tres de los detenidos (un español, un dominicano y una ecuatoriana) ya habían sido detenidos hace aproximadamente un año por el mismo delito y se encontraban en libertad con cargos a la espera del juicio.

MODUS OPERANDI

   Según ha informado la Policía Nacional, al cabo de un par de meses los investigadores pudieron interceptar y detener al suministrador principal, de nacionalidad dominicana, quien suministraba cocaína a otro compatriota suyo, que residía en el barrio de la Rochapea, aunque la especialidad del primero era la venta a gran escala de la sustancia estupefaciente.

   El líder del grupo poseía dos pisos, uno con su pareja, una ecuatoriana de 33 años en la Rochapea y otro piso de seguridad para no ser detectado por los agentes en Barañain. En el domicilio de ambos, cuyas habitaciones eran alquiladas esporádicamente para la prostitución, se les intervino 678 gramos de speed oculta en el congelador entre productos alimenticios.

   La operación policial ha finalizado con un total de cinco detenidos, de los cuales dos se encuentran en prisión y cinco registros domiciliarios. Asimismo, se han intervenido 54 gramos de cocaína, además de 730 gramos de speed, 6,6 gramos de marihuana, varias básculas de precisión y una pequeña cantidad de dinero.

   Igualmente, en la práctica totalidad de los registros domiciliarios se intervino material para la distribución de la droga, como recortes de bolsas plásticas, alambre para el cierre de papelinas, tijeras entre otros elementos relacionados con la distribución de la cocaína