Despedido por conducir una carretilla manipulada con un palillo de café

Actualizado 27/01/2006 20:24:20 CET

El comité de SIP Logistics convoca paros de 10 minutos y concentraciones durante tres días

PAMPLONA, 27 Ene. (EUROPA PRESS) -

Los trabajadores de la empresa SIP Logistics, proveedora de Volkswagen Navarra, se concentraron este mediodía en la sede de la compañía en Arazuri para protestar por el despido de un trabajador que fue sorprendido conduciendo una carretilla en la que se había colocado un palillo para revolver el café para conseguir que la máquina funcionara con mayor rapidez.

El trabajador despedido negó en todo momento que hubiera colocado ese palillo y dijo desconocer si quiera que estuviera circulando con él. Sin embargo, la dirección de la empresa optó por despedirle con una indemnización de 9.000 euros. El empleado, que llevaba cuatro años en la compañía, con una plantilla de 98 personas. La empresa suministra el cableado del interior del 'Polo' a Volkswagen Navarra.

El palillo, colocado en un punto estratégico junto a un sensor de la carretilla, permite subir con mayor rapidez el mástil de la maquina y, en consecuencia, se realiza el trabajo con mayor celeridad. "Parece un juego de críos pero es real", explicó a Europa Press la presidenta del comité de empresa, María José Jiménez (CCOO). "Hubo una auditoría de Volkswagen y le vieron en el mástil de la carretilla un palillo para dar vueltas al café. El auditor le hizo bajar y le preguntó qué llevaba allí y el trabajador ni siquiera comprendía dónde le estaba señalando", continuó Jiménez.

"Yo soy carretillera y no sé ni dónde hay que poner ese palillo. Parece que al manipular el sensor puedes subir y bajar más rápido el mástil, y en teoría puedes tener algún rato más libre, pero no es el caso, porque los trabajadores no están super saturados".

Según aseguró la sindicalista, "el trabajador ni si quiera tomaba café, pero le llamaron del departamento de Recursos Humanos de la empresa y sin que le dijeran nada ya supo que era por lo del palillo del café". "El jefe de Recursos Humanos le dijo que cómo se le ocurría decir en Volkswagen que no tenía ni idea de que llevaba el palillo del café, y a continuación le plantó la carta del despido", explicó.

Tras conocer estos hechos, el comité convocó una asamblea de trabajadores para protestar por este despido y en ella se decidió convocar tres jornadas de paros de diez minutos. El primer paro tuvo lugar este mediodía y los dos próximos se celebrarán el lunes y el miércoles.

El comité de empresa (4 de CCOO, 3 de ELA y 2 de UGT) no demandará la readmisión del trabajador porque se da la circunstancia de que el empleado tenía previsto abandonar la empresa pero sí exigirá que "estos hechos no vuelvan a registrarse más despidos improcedentes". El despido se produjo en puertas de la negociación del pacto de empresa.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies