Detenido el presunto autor de varios robos en Arantza

Herramientas intervenidas al detenido en Arantza.
POLICÍA FORAL
Publicado 04/04/2018 12:08:43CET

También ha arrestado a otro hombre por un hurto en Pamplona, que ha ingresado en prisión al tener una orden judicial en vigor

PAMPLONA, 4 Abr. (EUROPA PRESS) -

Agentes de la Policía Foral han detenido a un joven de 18 años como presunto autor de varios robos cometidos en la zona de Arantza que habían generado una alarma social importante entre los vecinos, según ha informado la Policía Foral.

Ante estos robos, desde la comisaría de Policía Foral en Elizondo se estableció un dispositivo especial de seguridad en la zona. En uno de los controles que se llevaron a cabo, los agentes dieron el alto a un turismo en el que viajaba (entre otras personas) un vecino de la zona de 18 años y con antecedentes. Dentro del turismo, los policías encontraron diversas herramientas, que fueron incautadas para comprobar si podrían haberse empleado en los recientes robos.

Las investigaciones prosiguieron y con los datos, pruebas y testimonios recogidos se pudo comprobar que el joven de 18 años habría sido el presunto autor de (al menos) tres robos cometidos en locales municipales, generando daños en los inmuebles y llevándose dinero en metálico y objetos valorados en 5.000 euros. Finalmente, fue detenido en Pamplona.

HURTO EN PAMPLONA

Por otra parte, agentes de la Policía Foral han detenido recientemente a un vecino de Pamplona de 24 años y con numerosos antecedentes relacionados como presunto autor de un delito de hurto.

El Centro de Mando y Coordinación de la Policía Foral recibió varias quejas por la presencia de jóvenes en el exterior de un bar del barrio de San Juan, que provocaban molestias a los vecinos. Varias patrullas acudieron al lugar y en el interior del local un joven indicó a los agentes que le habían hurtado su teléfono móvil.

Una vez desalojado el establecimiento, se localizó en el suelo una carcasa de teléfono y una tarjeta de transporte que el perjudicado identificó como suyas. Al identificar a la persona que estaba junto a esos objetos, se le localizó, oculto en un calcetín un teléfono que dijo haber comprado a un tercero. El denunciante reconoció y desbloqueó el terminal, por lo que el presunto autor fue detenido y trasladado a dependencias policiales.

Una vez en comisaría se comprobó que los datos que había aportado durante su identificación eran falsos y que tenía una orden de búsqueda, detención e ingreso en prisión emitida por un juzgado pamplonés, por lo que fue trasladado al centro penitenciario.

Se ocupa de las diligencias de ambos casos el Juzgado de Instrucción número 4 de Pamplona.