Detenido un vecino de Pamplona, de 26 años, por vender marihuana a dos menores de edad

Dosis de marihuana que portaba el varón de Pamplona detenido.
EP/GOBIERNO DE NAVARRA
Publicado 22/01/2014 15:28:09CET

La Policía Foral también ha detenido a un vecino de Andosilla tras encontrar en su turismo ocho dosis de speed

PAMPLONA, 22 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Policía Foral ha detenido recientemente a dos varones como presuntos autores de sendos delitos contra la salud por tráfico de drogas. El primero de ellos es un vecino de Pamplona, de 26 años, acusado de vender marihuana a dos menores de edad. El segundo es un vecino de Andosilla, de 29 años, en cuyo turismo los agentes encontraron ocho dosis de speed.

Los dos detenidos han sido puestos a disposición de los titulares de los juzgados de Instrucción número 4 de Pamplona y de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Estella, respectivamente, según ha informado el Gobierno de Navarra en un comunicado.

La primera de las intervenciones tuvo lugar en Pamplona el pasado 7 de enero cuando dos agentes de la Policía Foral fuera de servicio observaron cómo un varón se acercaba a dos menores y realizaba con ellos un intercambio en actitud sospechosa.

Los agentes solicitaron en ese momento la presencia de una patrulla uniformada de la Policía Foral, que identificó al varón y halló entre sus pertenencias una bolsa de marihuana. Esta persona, que responde a las iniciales D.A.Z. y tiene antecedentes policiales no relacionados, reconoció haber vendido marihuana a los dos menores de edad, ambos de 14 años, acordando un precio de cinco euros.

DETENIDO EN ANDOSILLA

Por otra parte, la Policía Foral detuvo el pasado 16 de enero en Andosilla a un vecino de esta localidad en cuyo vehículo encontró ocho dosis de speed. Se trata de O.J.C., tiene 29 años y cuenta con antecedentes relacionados.

Agentes de la comisaría de Estella que realizaban labores de patrullaje observaron cómo un turismo realizaba una maniobra brusca al observar el vehículo policial. Tras darle el alto y solicitar la documentación al conductor, los policías percibieron un fuerte olor a speed, por lo que procedieron a registrar el vehículo. En uno de sus compartimentos los agentes hallaron ocho bolsitas de plástico con una sustancia blanca pulverulenta, que el conductor reconoció como speed. En otro lugar, los policías encontraron una cartera con 460 euros en efectivo.