La dirección del colegio Elvira España de Tudela se queja de falta de recursos y pide "respaldo" a la red pública

 

La dirección del colegio Elvira España de Tudela se queja de falta de recursos y pide "respaldo" a la red pública

Reunión de los parlamentarios con responsables del centro.
EP/PARLAMENTO DE NAVARRA
Publicado 01/03/2017 16:46:38CET

La comisión de Educación del Parlamento de Navarra ha visitado en el centro en la capital ribera

PAMPLONA, 1 Mar. (EUROPA PRESS) -

La dirección del colegio público Elvira España de Tudela ha trasmitido este miércoles a los parlamentarios forales sus quejas en torno a la falta de recursos y a la saturación de alumnado desfavorecido, y ha pedido un "respaldo real" a la red pública.

La Comisión de Educación del Parlamento navarra ha visitado, a instancias del PSN, el centro Elvira España de Tudela, un colegio que durante más de dos siglos hasta 1975 fue prácticamente el único colegio público de la capital Ribera y que desde 1990 pertenece al Gobierno de Navarra.

La delegación del Legislativo ha sido recibida por Mariví Pérez, directora del centro Elvira España, y Soledad Pascual, jefa de Estudios. Pérez ha explicado las líneas maestras de un proyecto pedagógico centrado en el seguimiento del programa British y, dada heterogeneidad del alumnado, de 17 nacionalidades diferentes, en la atención a la diversidad a través de un plan específico.

Sobre el modelo British, vigente desde 2006, Mariví Pérez ha indicado que "se trata de enseñanza bilingüe utilizando el castellano y el inglés como lenguas vehiculares". "Tanto en Infantil como en Primaria, donde contamos con profesorado de doble perfil, estamos al 50%, la mitad de las sesiones son en inglés y la otra mitad en castellano. Salta a la vista que no somos un centro elitista, el British Council, que nos da formación, sólo ofrece este programa a centros públicos", ha dicho.

Ahondando en esa idea, la directora del Elvira España ha apuntado que el programa British representó, amén de una salida para detener el "descenso continuo de matriculaciones", una apuesta por la "atención individualizada tanto por arriba como por abajo, porque los alumnos de altas capacidades también necesitan apoyo".

Ahora mismo, ha dicho, "el problema principal del Elvira España, y de la educación pública en general", es la "falta de recursos para atender a la gran diversidad de alumnado socialmente desfavorecido". "En nuestro caso -ha proseguido Mariví Pérez-, tenemos 600 estudiantes (unos 40 de incorporación tardía), el 46,8% de origen inmigrante, con picos de hasta el 72% en alguna aula, y un plantel de 50 docentes. Sencillamente, no llegamos. Faltan profesores, es fundamental. No podemos seguir subiendo a Pamplona a mendigar una hora para esto o para lo otro. La clave está en mejorar la ratio".

En ese contexto, la directora ha insistido en que "no podemos competir con la concertada por falta de recursos, también a nivel de infraestructuras, pues los edificios están muy dejados". "Todo lo que trasciende es negativo, que si el PAI no funciona, que si el Brithish peligra, que si faltan medios. La educación pública necesita un impulso, un respaldo real", ha aseverado.

A su juicio, "hay que dar a conocer las buenas praxis de los centros públicos, todos de mucha calidad, de hecho cualquiera de los programas que se acometen funciona, pero siempre a costa del profesorado". "El desgaste producto del tipo de alumnado y de la saturación de las aulas es enorme. Promocionar la educación pública es cuestión de todos. Antes pedíamos socorro, ahora auxilio", ha manifestado.

Mariví Pérez se ha referido también a los datos de la prematriculación en Tudela, donde los dos centros concertados han agotado sus plazas (191), mientras que entre los cuatro públicos sólo han cubierto 163. "Esto exige una reflexión, más aún si reparamos en el perfil del alumnado de uno y otro modelo. Tiene que haber una línea roja, un tope de estudiantado desfavorecido en cada centro. El 40% ya lo era", ha comentado.

En este sentido, ha señalado que "no es que nos opongamos a recibir más, es que ni hay recursos, ni es lo apropiado". "Los directores no podemos estar permanentemente luchando contra esto en la Comisión de Escolarización. Creemos en la diversificación, tal es así que Elvira España se ofreció como centro de referencia para modelo D, pero no ha habido matrículas suficientes", ha expuesto.

Mariví Pérez, directora del Elvira España, se ha dirigido a los parlamentarios para solicitarles un "esfuerzo en aras a alcanzar un consenso en torno a un Plan Estratégico Educativo bien dimensionado en cuanto a recursos, de modo que no se genere rechazo ni se alimente la espantada". "Hay que lanzar a la sociedad un mensaje de tranquilidad y seguridad, dejar claro que las escuelas públicas funcionan", ha defendido.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies