Un dispositivo de 84 personas participa en un simulacro de rescate de peregrinos en la primera etapa del Camino

Actualizado 20/06/2009 21:03:58 CET

PAMPLONA, 20 Jun. (EUROPA PRESS) -

Efectivos de emergencias franceses y navarros participaron esta mañana en un simulacro de rescate de peregrinos extraviados en la primera etapa del Camino de Santiago, entre San Juan de Pie de Puerto y Roncesvalles.

Según informó el Gobierno de Navarra, el "éxito" del ejercicio "ha puesto de manifiesto la eficacia del protocolo de cooperación transfronteriza firmado el pasado mes de mayo entre la Agencia Navarra de Emergencias (ANE) y el Servicio Departamental de Incendios y Ayuda de los Pirineos Atlánticos (Sdis64)".

El citado acuerdo contempla un marco de actuaciones conjuntas para optimizar los recursos en situaciones de emergencia, sobre todo en esta zona del Camino en la que son frecuentes los avisos por peregrinos extraviados o accidentados.

De hecho, cuando los servicios de emergencias se disponían a abandonar el lugar tras finalizar el simulacro se atendió a un peregrino que se cayó en la zona del collado de Lepoeder y se lesionó el tobillo. Una ambulancia de la DYA lo trasladó al Hospital Virgen del Camino.

En lo que se refiere al simulacro, consistió en el rescate de seis peregrinos que se habían perdido durante horas en esta primera etapa transfronteriza, uno de ellos incluso había sufrido una caída y estaba herido.

A continuación, se hizo otro ejercicio práctico de rescate de un coche accidentado. En el dispositivo, formado por 84 personas, participaron bomberos de la ANE del parque central de Navarra y del parque comarcal de Burguete, así como sus homólogos de San Juan de Pie de Puerto.

También estuvieron agentes de la Policía Foral y del Grupo de Rescate e Intervención en Montaña de la Guardia Civil, miembros de Cruz Roja y DYA, bomberos voluntarios de Valcarlos e integrantes del Grupo del Perro de Salvamento.

Además, para coordinar todo el simulacro se instaló en el alto de Ibañeta el Puesto de Mando Avanzado (PMA), un camión dotado con la última tecnología que permite gestionar y organizar los recursos desplegados.

El acuerdo firmado el pasado mes de mayo entre ambos organismos ha surgido con la idea de avanzar en la mejora de la resolución de situaciones de emergencias. La atención a los peregrinos se veía dificultada no sólo por la orografía o las condiciones meteorológicas, extremas en invierno, sino también por los diferentes sistemas de comunicación de los recursos de Navarra y Francia.

Además de acordar medidas conjuntas en el área de intervención, el nuevo protocolo engloba también una serie de acciones encaminadas a prevenir que los peregrinos se extravíen, como es la mejora de la señalización en este tramo transfronterizo del Camino.