Distinción nacional para una técnica de cirugía plástica reconstructiva del CHN

 

Distinción nacional para una técnica de cirugía plástica reconstructiva del CHN

Contador
Antonio Bazán, Dajie Zhou y la Dra. Zhou y Javier Castro, con el galardón.
EP/GOBIERNO DE NAVARRA
Publicado 30/05/2017 14:19:30CET

PAMPLONA, 30 May. (EUROPA PRESS) -

Una técnica de cirugía plástica reconstructiva mínimamente invasiva aplicada en el Complejo Hospitalario de Navarra (CHN) ha obtenido el accésit al mejor póster en el 52º Congreso Nacional de la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (SECPRE), celebrado recientemente en Bilbao.

Dajie Zhou, médica residente de cuarto año, ha sido la encargada de desarrollar y aplicar esta técnica para la monitorización y vigilancia de las transferencias de tejidos en distintos procedimientos de reconstrucción llevados a cabo en el CHN, bajo la dirección del jefe de Cirugía Plástica del CHN, Antonio Bazán Álvarez, y los cirujanos María Elena Leache Arrese, José Rey Vasalo y Javier Castro García. Zhou ha contado además con la colaboración de los también residentes Borja Lacunza San Martín, Borja Masot León y Henar Nieto Ramos.

En cirugía plástica, para la reconstrucción de muy diversos defectos corporales, se utilizan segmentos o porciones de tejidos denominados 'colgajos', que son movilizados y transferidos entre distintas partes del cuerpo. La técnica premiada consiste en un sistema para la valoración y control de dichos tejidos mediante un sistema de monitorización por infrarrojos (NIRS) que se aplica sobre la zona del cuerpo dañada que está siendo objeto de reconstrucción por cirugía plástica. Se trata de un sistema de análisis de carácter no invasivo y que ha demostrado ser altamente efectivo para estudiar la viabilidad de estos tejidos en el proceso de reconstrucción, especialmente en procedimientos microquirúrgicos, ha informado el Gobierno foral en una nota.

MEJORA DE LAS TASAS DE ÉXITO RECONSTRUCTIVO

La técnica se aplicó entre noviembre de 2015 y diciembre de 2016 en once pacientes que requirieron cirugía reconstructiva, en los que se utilizaron colgajos basados en tejidos del abdomen y las piernas. El inicio del protocolo de monitorización de tejidos se hizo ya en fase intraoperatoria, tras lo cual se mantuvo la vigilancia y control de los colgajos por períodos de entre tres y cinco días postoperatorios.

Esta monitorización por infrarrojos ha demostrado ser un test específico de alta validez para la detección precoz de problemas vasculares que pudieran comprometer la viabilidad de los colgajos movilizados, al tiempo que permite adoptar medidas tempranas en el caso de que aparezcan. A la postre, todo ello facilita la recuperación de tejidos, un alto índice de supervivencia de colgajos recuperados (66%) y una escasa proporción de necrosis (9%), mejorando las tasas globales de éxito reconstructivo.

En sus conclusiones, la doctora Zhou destaca el carácter "no invasivo, continuo y objetivo" del sistema de monitorización NIRS y la inexistencia de falsos negativos en su aplicación. Se trata, según su investigación, de una herramienta de seguridad y control clínico especialmente útil, incluso para personal no entrenado de forma específica en la monitorización de colgajos microquirúrgicos.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies