Dos detenidos en los últimos días por agresiones en San Adrián y Pamplona

Publicado 30/12/2016 14:55:00CET

PAMPLONA, 30 Dic. (EUROPA PRESS) -

Agentes de la Policía Foral detuvieron el martes a M.S.E., vecino de Estella de 26 años, como presunto autor de un delito de lesiones por agredir a una joven a la salida de un bar de San Adrián.

Los hechos sucedieron el día 25, pasadas las cuatro de la madrugada, cuando se produjo una discusión entre dos chicas dentro del bar, que derivó en empujones e insultos en el exterior del local entre dos grupos de amigas, según ha informado la Policía Foral.

Pasados unos minutos, en los que la situación se tranquilizó, la discusión se reavivó y se produjeron algunos agarrones, empujones e insultos. En ese momento, un joven (pariente de una de las implicadas en la discusión) aprovechó presuntamente para propinar un puñetazo por sorpresa en la cara de la víctima. La joven cayó al suelo con la boca ensangrentada y fue trasladada al Centro de Salud de San Adrián para ser atendida, recibiendo varios puntos de sutura.

Hasta el lugar se desplazaron efectivos de la comisaría de Policía Foral en Estella, que recogieron información de varios testigos. La víctima presentó denuncia en comisaría y el presunto autor fue identificado, localizado y finalmente detenido dos días después.

Se da la circunstancia de que la joven porta un sistema de ortodoncia que emplea 'brackets', que provocaron la herida e incluso en el momento de la detención (dos días después de los hechos) seguían marcados en el puño del presunto agresor.

Se encarga de las diligencias el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Estella.

Además, en la noche del martes, agentes de Seguridad Ciudadana de la comisaria de Pamplona detuvieron a J.J.L.M., vecino de Berrioplano de 38 años y con antecedentes policiales, como presunto autor de un delito de lesiones.

Los agentes se desplazaron hasta el centro Doctor San Martín de la capital, donde una persona estaba siendo atendida con un fuerte golpe en la nariz.

La víctima, que posteriormente interpuso denuncia, relató que a lo largo de la tarde había tenido varios encontronazos con una misma persona en diversos establecimientos de Pamplona, y que en un momento dado le había propinado un puñetazo y varias patadas, por lo que había acudido al centro sanitario para recibir asistencia médica.

Según su denuncia, cuando salió a la calle después de esta primera atención, el presunto agresor le estaba esperando y le propinó un fuerte cabezazo en la nariz, que le provocó la rotura de los huesos propios (tal y como recoge el parte de lesiones).

Los agentes detuvieron al presunto agresor en el lugar. Se encarga de las diligencias el Juzgado de Instrucción número 4 de Pamplona.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies