EA muestra su disposición a reunirse con Batasuna y afirma que ahora hay que tener "altura de miras"

Actualizado 05/01/2007 13:56:22 CET

Dice que el atentado "ha ocasionado una profunda reflexión en la izquierda abertzale, que está sumida en la confusión y el estupor"

PAMPLONA, 5 Ene. (EUROPA PRESS) -

El presidente de EA en Navarra, Maiorga Ramirez, indicó hoy que está dispuesto a reunirse con miembros de Batasuna dentro de la ronda que tiene previsto llevar a cabo la formación ilegalizada, y señaló que en estos momentos "hay que tener altura de miras, reflexionar sobre lo que se ha hecho y reencauzar posiciones, que han de virar hacia la consideración de que a ETA le corresponde su desaparición".

En una rueda de prensa ofrecida esta mañana, el dirigente de la formación nacionalista indicó que EA "va a reactivar todos los niveles para intentar dar una solución a esta situación de crisis, también el diálogo entre formaciones políticas, y ahí también tiene Batasuna su nivel de representación de la ciudadanía", por lo que "estaremos con todos aquellos que quieran dialogar con nosotros".

Según precisó Ramirez, "las cuestiones no se afrontan desde el bloqueo o el hermetismo, sino que todo diálogo político es positivo, y es lo que demanda la ciudadanía" para favorecer el fin del terrorismo.

En esta línea, mostró su rechazo y condenó el atentado perpetrado por ETA el pasado sábado en Barajas, "que ha ocasionado preocupación, amplio rechazo y estupor en la sociedad", y transmitió su solidaridad a las familias y allegados de las víctimas del atentado y a todos los afectados.

"ETA no es ningún agente político y no ha de ser considerado como tal en ningún momento, por lo que lo que le corresponde es su desaparición y que los políticos resolvamos los problemas que afectan a la ciudadanía", sostuvo.

Asimismo, subrayó que "no es ETA la que ha de lograr nada, sino que somos los políticos los que tenemos la responsabilidad de responder a las expectativas de paz".

CONFUSIÓN DE LA IZQUIERDA ABERTZALE

En su opinión, el atentado de Madrid, en el que han fallecido dos personas, "ha ocasionado una profunda reflexión en la izquierda abertzale, que está sumida en la confusión y en el estupor", ya que se constata que "ETA actúa unilateralmente y sin ningún tipo de conexión política con los agentes políticos".

El atentado, añadió, "no hace sino fortalecer los argumentos de la derecha en todas sus expresiones" y supone "un duro golpe al trabajo realizado por muchos agentes políticos durante mucho tiempo para crear los cauces necesarios para la consecución de un clima para posibilitar la consecución de la pacificación y la normalización".

Ramirez apuntó que ETA "ha vuelto a fortalecer los argumentos de la derecha y a potenciar a aquellos que se niegan a cualquier solución para nuestro país", y agregó que este atentado "solapa el inmovilismo del PSOE en todo el proceso". "Zapatero ha hecho menos que el propio señor Aznar en la oportunidad que tuvo en 1998", lamentó.

Anunció que Eusko Alkartasuna "va a redoblar esfuerzos para encauzar una situación torpedeada por ETA, activando el diálogo entre formaciones políticas, el debate institucional y la movilización social".

Finalmente, manifestó que "el trabajo realizado unido a las expectativas de paz de la ciudadanía suponen una base que, con una altura de miras por parte de todas las formaciones políticas, puede hacer que hagamos frente a la actual situación de crisis".