La economía navarra creció un 3,1 por ciento interanual en el primer trimestre de 2017

 

La economía navarra creció un 3,1 por ciento interanual en el primer trimestre de 2017

Contador
Publicado 25/05/2017 10:02:16CET

PAMPLONA, 25 May. (EUROPA PRESS) -

Los datos de la Contabilidad Trimestral de Navarra reflejan para el primer trimestre de 2017 un crecimiento tendencial interanual del Producto Interior Bruto (PIB) generado por la economía navarra del 3,1%, cuatro décimas más que la tasa registrada el periodo anterior.

España ha registrado una tasa interanual del 3%, según se desprende de la Contabilidad Nacional Trimestral, tasa similar a la alcanzada el periodo anterior.

En términos intertrimestrales, la tasa de variación del PIB de Navarra se sitúa en un 0,9%, una décima más que el periodo precedente, según datos del Instituto de Estadística de Navarra. La variación intertrimestral en España se cifra en 0,8%, una décima más que la tasa estimada el trimestre anterior.

Durante el primer trimestre de 2017, la favorable evolución del mercado laboral acentúa el gasto en consumo de los hogares y, junto al avance estimado en el consumo de las Administraciones Públicas, permiten mantener la contribución de la demanda interna e intensificar el ritmo de crecimiento en el valor añadido de los servicios de no mercado.

Las exportaciones, aceleran el ritmo de avance e inciden en un mayor dinamismo de la actividad industrial, como refleja el impulso del valor añadido bruto de las ramas industriales.

La demanda externa incrementa la aportación al agregado, debido al mayor crecimiento de las exportaciones que el de las importaciones.

El avance en el ritmo de crecimiento de la economía navarra deriva, desde el punto de vista de la oferta, del mayor dinamismo reflejado en todas las ramas de actividad.

Las ramas industriales, aceleran el ritmo de avance y reflejan el crecimiento más destacado del trimestre, con un incremento del 2,7%, tras el 2,1% estimado el periodo precedente y aporta al crecimiento total 0,8 décimas porcentuales, dos décimas más que el trimestre precedente.

Las ramas primarias registran un crecimiento del 2,4%, tres décimas más que la tasa alcanzada el trimestre precedente y mantienen la aportación al agregado en una décima porcentual. Se observan, por tanto, señales de ligera recuperación acorde con el impulso observado en la evolución del empleo, como señala la evolución de los afiliados a la Seguridad Social y la Encuesta de Población Activa y el mayor dinamismo de la industria agroalimentaria y exportaciones de dichos productos.

Las ramas constructoras muestran una tasa de variación del 0,6%, tras el 0,2% registrado el trimestre anterior, si bien mantienen una contribución prácticamente nula al agregado.

Se acentúa, por tanto, el ritmo de avance debido al dinamismo observado en el número de viviendas iniciadas que aportan valor añadido tanto actual, como fundamentalmente en los próximos meses y que compensan la atonía estimada en la obra civil y en la edificación residencial.

Finalmente, las ramas de los servicios reflejan un crecimiento del 3,7%, cuatro décimas más que el trimestre anterior, evolución que incide en una mayor contribución al agregado que se sitúa en 2,0 puntos porcentuales, tres décimas más que el trimestre precedente.

Este mayor dinamismo deriva del avance estimado en los servicios de mercado que pasa del 3,5% al 3,9% y cifra la repercusión en 1,6 puntos porcentuales, tras el 1,4 del periodo precedente.

REACTIVACIÓN DEL CONSUMO

El balance positivo de la economía navarra en el primer trimestre del año deriva, según el análisis del cuadro macroeconómico, desde la óptica de la demanda, de las señales de reactivación reflejada en el gasto en consumo final, que permite seguir liderando el crecimiento con una aportación al agregado de la demanda interna de 2,2 puntos porcentuales, así como de la demanda externa, que acentúa ligeramente su contribución positiva al crecimiento total que pasa de 0,5 a 0,9 décimas porcentuales.

El empleo total de la Comunidad Foral, medido como puestos de trabajo, registra un crecimiento del 2,3%, tras el 1,9% del periodo precedente, debido al mayor dinamismo estimado en prácticamente todas las ramas, destacando el avance de las ramas industriales y el crecimiento positivo de las ramas constructoras, según se desprende de los resultados obtenidos de los indicadores de empleo (Afiliados a la Seguridad Social y Encuesta de Población Activa (EPA)).

Como resultado del avance de la tasa de variación positiva del PIB y del empleo ocupado, la productividad del trabajo se sitúa en 0,8%, la misma tasa que la estimada el trimestre anterior.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies