Educación implantará en seis colegios navarros un programa piloto que formará a los docentes en inteligencia emocional

Sáenz de Miera e Iribas firman el convenio.
EP/GOBIERNO DE NAVARRA
Actualizado 20/05/2013 18:14:21 CET

PAMPLONA, 20 May. (EUROPA PRESS) -

El departamento de Educación del Gobierno de Navarra implantará el curso que viene 2013-2014 en seis colegios navarros un programa piloto promovido por la Fundación Botín que proporcionará a los docentes conocimientos y herramientas para desarrollar la inteligencia emocional y social, así como la creatividad en las aulas.

El objetivo último del programa, denominado 'Educación Responsable', es "desarrollar las capacidades, actitudes y habilidades que permitan a los alumnos ser autónomos, competentes, responsables y solidarios, contribuyan de manera directa a la mejora de la convivencia en los centros escolares, y mejoren sus resultados académicos", según ha explicado en una nota el Gobierno de Navarra.

En concreto, pretende "ayudar a los jóvenes a conocerse y confiar en sí mismos, comprender a los demás, reconocer y expresar emociones e ideas, desarrollar el autocontrol, aprender a tomar decisiones responsables, valorar y cuidar su salud, mejorar sus habilidades sociales y resolver problemas y evitar conflictos".

El proyecto ha sido ideado por la Fundación Botín y ha sido ya implantado en otras comunidades, como Cantabria, La Rioja y Madrid. Para su extensión a Navarra, el consejero de Educación del Ejecutivo foral, José Iribas, ha suscrito este lunes un convenio de colaboración con el director general de la entidad, Iñigo Sáenz de Miera.

TRES PRÓXIMOS CURSOS

El pilotaje del proyecto se llevará a cabo durante los próximos tres cursos (2013-2016), con los recursos educativos (libros, audiovisuales y contenidos musicales y culturales) y el apoyo y asesoramiento de la Fundación Botín. A cambio, el Gobierno de Navarra aportará a la entidad 1.500 euros.

La iniciativa está dirigida a centros públicos y concertados que voluntariamente quieran participar en el proyecto. Para esta fase inicial, el departamento de Educación ha realizado ya una primera preselección, a partir de la cual elegirá a los seis centros participantes.

La implantación del programa será progresiva. El curso 2013-2014, el departamento de Educación formará a un grupo de docentes de cada centro participante para que estos durante el curso 2014-2015 empiecen a aplicar el programa en el colegio. En el tercer y último curso (2015-2016), el programa se generalizará a todo el profesorado.

Está previsto que en próximos años el proyecto pueda extenderse de forma paulatina a otros centros a través de convocatorias que apruebe el departamento de Educación. Con todos los colegios que se incorporen a él se creará la Red de Centros Educación Responsable.