Elizalde destaca la importancia para Navarra de los bienes comunales

Publicado 27/06/2017 15:13:05CET

Así lo ha manifestado en Lakuntza en la apertura de un curso de verano

PAMPLONA, 27 Jun. (EUROPA PRESS) -

La consejera de Desarrollo Rural, Medio Ambiente y Administración Local del Gobierno foral, Isabel Elizalde, ha destacado la importancia para Navarra de los bienes comunales de los pueblos, que incluyen terrenos de cultivo, pastos, matorrales y bosques, "que han garantizado el sustento y los medios de vida de muchas generaciones, y nos ayudan a afrontar los retos del futuro por su valor para lograr la sostenibilidad del territorio".

Así se ha expresado este martes en Lakuntza en la apertura del curso de verano organizado por la Universidad Pública de Navarra (UPNA) 'El retorno de los comunales. Historia y experiencias, el manejo de la naturaleza', dentro de los cursos de verano de las universidades navarras. El objetivo de este curso, de dos días de duración, es conocer la experiencia de generaciones pasadas en el manejo de sus recursos. Además, se presentan y discuten las ideas formuladas por científicos y científicas de prestigio, como la premio Nobel de Economía de 2009 Elinor Ostrom.

LOS COMUNALES, NEXO DE UNIÓN ENTRE GENERACIONES Y TERRITORIOS

Elizalde ha continuado explicando la importancia de los comunales como "nexo de unión de las gentes de los pueblos para ordenar sus aprovechamientos y asegurar que la extracción sin límite no condenase el recurso al agotamiento, ya que se trataba de preservar la posibilidad de que pudiesen continuar aprovechándolos generación tras generación". Esta unión se ha ido plasmando en el transcurso del paso del tiempo, en que "han mejorado las condiciones del recurso a través de podas selectivas, quemas controladas, recomposición de ribazos y limpieza de canales de riego".

La consejera ha destacado también que los bienes comunales han unido a unos pueblos con otros, allá donde compartían 'facerías' y se veían obligados a ponerse de acuerdo en el respeto de unas reglas comunes. En palabras de Elizalde, "las reuniones de pueblos vecinos se formalizaban en juntas y fortalecían una identidad de valle, como es el caso de Sakana, Baztan, Roncal, Salazar o Ameskoas".

En esta trayectoria, en palabras de Elizalde, "los pueblos no han estado solos, ya que las instituciones del Viejo Reino y más tarde la Diputación Foral ejercieron una tutela protectora y fiscalizando sus usos". Este testigo lo recogió después el Gobierno de Navarra, "ya que se trata de un asunto común en el que hoy debemos insistir: la construcción conjunta desde las diferentes visiones. El comunal como recurso hoy para la nueva sociedad rural del siglo XXI, una sociedad que apuesta por vivir en el medio rural, por la sostenibilidad".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies