Eugi renueva su sistema de depuración con nuevos emisarios y pozo de bombeo

 

Eugi renueva su sistema de depuración con nuevos emisarios y pozo de bombeo

Las autoridades atienden las explicaciones del responsable de NILSA.
EP/GOBIERNO DE NAVARRA
Publicado 16/01/2015 14:42:38CET

Responsables de Administración Local y de NILSA han visitado las instalaciones, que han tenido un coste de 839.915 euros

PAMPLONA, 16 Ene. (EUROPA PRESS) -

Responsables del Departamento de Desarrollo Rural, Medio Ambiente y Administración Local del Gobierno de Navarra, así como de la empresa pública NILSA, han visitado este mediodía el nuevo sistema de depuración de la localidad de Eugi, que cuenta con nuevos emisarios y pozo de bombeo.

Eugi dispone de una depuradora, construida en 1994, que recoge las aguas residuales de sus 363 vecinos a través de un emisario construido junto con el embalse, en 1973, que ha debido de ser renovado. A lo largo de 40 años, esta conducción, de 1.540 metros de longitud total, se había deteriorado y presentaba problemas de olores, infiltraciones y fugas, por lo que NILSA decidió reemplazarla con un nuevo emisario, que ya está operativo.

Las nuevas instalaciones han sido visitadas este mediodía por el director general de Administración Local del Ejecutivo foral, Francisco Pérez, acompañado por la presidenta del Concejo de Eugi, María Teresa Errea; el alcalde de Esteribar, José Luis Larráinzar, y por el gerente de NILSA, Andrés Sola.

El nuevo emisario recibe un ramal procedente de la zona Este de la localidad, de 223,2 metros de longitud. También recibe el agua residual que llega por otro ramal de la red, situado en la parte Norte, y que tiene 17,4 metros de longitud. Una vez se han incorporado estos dos ramales, ambos de nueva construcción, el emisario general discurre por el borde de la carretera NA-138, bajo la cuneta en su mayor parte, durante 1.151 metros, hasta llegar a un punto situado aguas abajo del embalse.

El proyecto se ha completado eliminando el pozo de bombeo que servía a la zona Oeste de la localidad, ya que también había dado problemas de obsolescencia. En su lugar, cabe destacar que se ha construido una única estación de bombeo, en una finca propiedad de la Confederación Hidrográfica del Norte, con el objetivo de centralizar los puntos de vertido que existían en Eugi y garantizar un tratamiento único. Este nuevo bombeo se ha dispuesto dentro de un edificio de hormigón armado, semienterrado en el terreno, de forma que se integra en el entorno y posibilita un gran aislamiento térmico, ha informado el Gobierno foral en una nota.

También se ha edificado un tanque de tormentas con una capacidad de 264 metros cúbicos, que evitará alivios en momentos puntuales de gran caudal, como lluvias intensas o tormentas, ya que su función es retener el agua que la red de saneamiento es incapaz de desaguar en estos episodios por falta de capacidad.

El objetivo primordial desde 2009 era la renovación del emisario, pero NILSA, empresa pública responsable de la depuración de aguas residuales en Navarra, ha preferido completar el proyecto de forma integral y evitar futuras ampliaciones o remodelaciones, que hubieran sido provocadas a corto plazo por elementos como el antiguo pozo de bombeo, que también presentaba problemas de mal funcionamiento causados por el desgaste.

Este proyecto total fue presupuestado en 839.915 euros, que han sido totalmente financiados con el canon de saneamiento que pagan todos los contribuyentes navarros a través del recibo del agua.

Además de en Eugi, en los últimos 20 meses se han acometido obras de depuración y saneamiento en Legasa, Ezcároz, Irurre, Ablitas, Jaurrieta, Esparza de Salazar, Uztárroz, Vidángoz, Rada y Arrieta.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies