Europa reconoce como 'buena práctica' el modelo navarro de atención sanitaria a enfermos crónicos

Ignacio Yurrss, en el centro, posa con el premio.
EP/GOBIERNO DE NAVARRA
Actualizado 23/11/2015 9:34:43 CET

El plan, cuyo objetivo es ofrecer una atención integral, se extenderá a toda Navarra en 2016

PAMPLONA, 23 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Estrategia de Atención Integrada a Placientes Crónicos y Pluripatológicos, puesta en marcha por el Gobierno de Navarra a finales del pasado año, ha sido reconocida en Europa como 'buena práctica' de una administración pública en la mejora de la sociedad y de los servicios que ofrece a los ciudadanos.

El plan tiene como objetivo abordar de una manera integral la atención a los pacientes crónicos que incluya, además de la atención médica, otros aspectos como los cuidados y el entorno social, favoreciendo además la continuidad asistencial para evitar consultas innecesarias; incluye la creación de figuras profesionales de referencia y enlace entre los diferentes ámbitos, y pretende fomentar los autocuidados y la atención domiciliaria, para lo que se apoya en las nuevas tecnologías (telemonitorización, consultas no presenciales, etc), ha informado el Gobierno foral en una nota.

El galardón ha sido otorgado por el Instituto Europeo de Administración Pública (EIPA, European Institute of Public Administration), que ha valorado el esfuerzo innovador de esta estrategia del Gobierno de Navarra para la atención de enfermos crónicos que, además de los aspectos diagnósticos y de tratamiento médico, integra otros aspectos como los cuidados y necesidades sociales de estos pacientes.

El organismo europeo ha tenido en cuenta también, ha expuesto el Gobierno, que el plan responde a la necesidad de dar respuesta al peso que está adquiriendo la enfermedad crónica en la sociedad, debido al aumento de la esperanza de vida y los nuevos estilos de vida, superando un modelo más centrado en la atención médica puntual de los problemas de salud. Finalmente, se ha destacado que el programa cuenta ya con una evaluación inicial, que permite medir los logros y resultados obtenidos tras su implantación.

El certificado de reconocimiento fue recogido por Ignacio Yurss, responsable de la puesta en marcha del plan a finales del pasado año, en una ceremonia que tuvo lugar el pasado martes en la sede del EIPA en Maastricht (Holanda). En total se entregaron 55 certificados de buenas prácticas a otros tantos proyectos procedentes de países de toda Europa de diversos ámbitos públicos. El proyecto navarro es el único cuyo contenido corresponde exclusivamente al ámbito sanitario.

LA ATENCIÓN AL ENFERMO CRÓNICO Y PLURIPATOLÓGICO

El plan va dirigido a los aproximadamente 120.000 pacientes crónicos con alguna de las diez patologías más relevantes: diabetes, asma, EPOC, ictus, infarto de miocardio, isquemia coronaria, demencia e insuficiencias cardiaca, renal, respiratoria y hepática, lo que supone el 17,28% del total de la población navarra.

Se puso en marcha en octubre de 2014 en cinco zonas básicas de salud: Estella, San Juan de Pamplona, Tafalla, Tudela Oeste y Ultzama y presta cobertura a 523 enfermos pacientes crónicos pluripatológicos, con una media de edad de 82,1 años, que tienen tres o más enfermedades crónicas (diabetes, insuficiencia cardiaca, insuficiencia renal, problemas vasculares, demencia, etc.). Está previsto que en 2016 se extienda a toda Navarra.

Implica tanto a los servicios de Atención Primaria como a los de Especializada -centros de salud, centros de salud mental y hospitales-, cuyo nivel de coordinación se ha reforzado con la creación de una plataforma común de historia clínica digital (red Eunate). Y, además, se han creado figuras profesionales de referencia-responsables en cada uno de los ámbitos.

La implantación del plan ha supuesto la realización de nuevas prácticas como es la valoración global de cada paciente, que incluye una evaluación médica, de cuidados de enfermería y de entorno social y, a partir de la cual, se establece en cada caso un plan terapéutico integral. En este tiempo se ha desarrollado también la denominada Interconsulta no Presencial (INP), mediante la cual los distintos profesionales sanitarios pueden intercambiar opiniones sobre el paciente sin necesidad de que éste sea trasladado a un centro u otro.

Otro de los objetivos de la estrategia es propiciar los autocuidados de los enfermos y la atención domiciliaria. Para ello, se ofrece consejo sanitario vía telefónica o por internet y, en la zona básica de salud de Tafalla, se ha comenzado a aplicar un sistema de telemonitorización para que el propio paciente o sus cuidadores hagan llegar al centro de salud el resultado de controles básicos (tensión, temperatura, saturación de oxígeno, etc.).

Según una primera evaluación, realizada en mayo de 2015, se ha constatado una mejora de la calidad asistencial, con un incremento de las atenciones en el ámbito de urgencias extrahospitalarias, de la hospitalización a domicilio y del ingreso programado. Por el contrario, han disminuido los ingresos hospitalarios de urgencia y la estancia media en estos centros, ha indicado el Ejecutivo.

Los promotores del plan han recabado también la opinión de los usuarios y los profesionales. Respecto de los primeros, cabe indicar que el 91% de los encuestados puntúa con 8 o más sobre 10 puntos la atención recibida con el nuevo modelo y muestra una satisfacción media de 8,65 sobre la ayuda recibida para manejar su enfermedad.

En el caso de los profesionales, la satisfacción global es de 3,4 sobre 5 y el 70% considera que ha mejorado la calidad asistencial. Más del 80% (83,3% en Primaria y 88% en Especializada) recomienda extender la implantación del plan.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies