La Federación de Apymas de colegios Bristish y PAI exige al Gobierno foral que convierta estos programas en modelos

Publicado 22/05/2017 9:39:39CET

PAMPLONA, 22 May. (EUROPA PRESS) -

La Federación de Apymas de colegios British y PAI de Navarra ha exigido al Gobierno de Navarra que dé "los pasos necesarios para convertir estos programas en modelo" así como el "fortalecimiento del marco legal que nos equipare en derechos al resto de modelos en la oferta educativa navarra".

La Federación, que actualmente representa a las apymas de 31 colegios públicos (19 apymas federadas y 12 en proceso de tramitación), pide que se les dote de recursos en "un plano de igualdad a todos los alumnos independientemente de su lugar de residencia y de la opción educativa elegida".

Según han indicado en una nota, los datos de la pre-matrícula para el curso 2017-2018 de los programas British y PAI se sitúa en el 68,6%, un 3,2% más que en el curso pasado, "consolidándose como la opción mayoritaria elegida por las familias navarras para sus hijos".

A su juicio, "la reciente aprobación de la Orden Foral que regula estos programas se aleja de estas demandas y reduce las horas de exposición al idioma". "Pasamos de 10 sesiones semanales a una horquilla de 6 - 12 en educación infantil y 8 - 12 en primaria; y en la actualidad oscila entre las 10-15 (PAI), 12-15 (British)".

Añade que "no garantiza que existan horas de coordinación entre el profesorado y se suprime la figura del jefe de estudios en centros con menos de dos líneas".

La Federación demanda así que "se realicen los trámites parlamentarios para poder convocar plazas de docentes en idioma extranjero en las oposiciones de Educación" y que "se siga haciendo todo lo posible para cubrir la demanda de profesionales en inglés para dotar de mayor estabilidad a nuestro profesorado".

Ha pedido además que "se implanten las medidas adecuadas, como la formación continua, para que el nivel del profesorado sea el adecuado (al menos C1), como se ha hecho en otros modelos bilingües".

Finalmente, exige que el Gobierno de Navarra "cuente con las familias a la hora de tomar decisiones que afectan a la educación de nuestros hijos e hijas en los modelos educativos que hemos elegido libremente".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies