Fernández de Heredia (S&P Global) dice que la preocupación actual son los efectos del Brexit y Trump en la Eurozona

Publicado 21/03/2017 14:21:25CET

PAMPLONA, 21 Mar. (EUROPA PRESS) -

La directora general de Ratings Soberanos para Europa, Oriente Medio y África de S&P Global, Myriam Fernández de Heredia, ha expresado que la "preocupación actual" son los efectos que pueden tener el Brexit y la llegada de Donald Trump a la presidencia de Estados Unidos en la estabilidad de la Eurozona.

Fernández de Heredia ha ofrecido en Pamplona la conferencia 'S&P: Papel en los Mercados Financieros Soberanos y Sector público', ante cerca de un centenar de empresarios, directivos y responsables de empresa de la Comunidad foral que han asistido a una nueva edición de los 'Desayunos Empresariales' de navarracapital.es.

La directiva de S&P Global ha señalado durante su intervención que la eurozona presenta unas perspectivas estables en sus ratings. "Respecto a la situación en la que se encontraba en los años pre-crisis, tenemos unos ratings inferiores pero con estabilidad. La preocupación actual es el impacto que puede tener el Brexit en el crecimiento económico y en el comercio global así como el gobierno Trump. Además, también hay incertidumbre en cuanto a aquellos países que también se plantean una posible salida de la UE como Francia", ha explicado.

Ante la pregunta de si es posible que pueda algún país del sur de Europa devolver su deuda, la directiva de S&P Global ha señalado que no se contempla el escenario en el que el Banco Central Europeo compre y condone toda la deuda. "Esto no entra en ninguno de nuestros escenarios. Sí prevemos una actuación por parte del BCE de apoyo a las economías y a su sostenibilidad pero de ahí a la condonación de las deudas hay una distancia importante. Las economías europeas sí pueden ir generando ingresos e ir haciendo frente al pago de la deuda, de forma ésta sea sostenible pero depende de los ratings de cada país", ha explicado.

Por otro lado, Myriam Fernández de Heredia ha señalado que la armonización fiscal en Europa es "algo más utópico que otra cosa, no sé si alguno de nosotros lo veremos". No obstante, sobre la situación en la que quedarían los regímenes de Navarra o el País Vasco ante ese posible escenario ha reconocido que "si hubiera una armonización fiscal en toda Europa, las especificidades dentro de cada país serían mucho más complicadas, habría problemas".

El Rating para España (la capacidad de un país para cumplir con los compromisos financieros) se sitúa en la categoría BBB+ Estable, un estado que no parece que vaya alterarse ya que, en opinión de Myriam Fernández de Heredia, "pese a que nuestro país tiene un gobierno en minoría, nos encontramos en una situación de dinamismo de la demanda interna, con una reducción progresiva del déficit y se está desacelerando el ritmo de crecimiento de la deuda". "Es cierto que tenemos un gobierno débil pero hay otros factores que nos ofrecen otra perspectiva estable", ha añadido.

Esta calificación para España de BBB+ Estable está confirmada a fecha de 30 de septiembre de 2016. El próximo 31 de marzo se llevará a cabo una revisión de la misma y, entonces, España podría subir de rating si se produce un crecimiento por encima de las previsiones, si el déficit se reduce sustancialmente y si se fortalece el sistema de transmisión monetaria.

En cambio, España podría bajar de rating si la política monetaria de la Eurozona no contiene presiones deflacionistas que impacten en la fiscalidad y el crecimiento; si la balanza por cuenta corriente se debilita o si la deuda neta sobrepasa el 100% del PIB. La realidad es que "España tiene unos riesgos equilibrados, las modificaciones vendrían determinadas por el nivel de deuda y el desarrollo del crecimiento económico", ha concretado la directiva de S&P Global.

NAVARRA, CALIFICACIÓN A

En cuanto a Navarra, tiene una calificación de rating de A, dos puntos por encima de España. La directora general de S&P Global ha destacado que la Comunidad foral y el País Vasco son los dos únicos gobiernos sub nacionales europeos con una calificación por encima del rating soberano.

"Ambas comunidades tienen independencia financiera, recaudan sus impuestos, gozan de un sistema por el cual no se contribuyen del mismo modo que en el resto de autonomías y están dentro de un territorio cuyo PIB per cápita está por encima de la media española. Esto les permite tener una calificación por encima del soberano, algo inusual. Por ejemplo, hoy por hoy, solo el Banco Santander tiene una calificación por encima de España e inferior a la de Navarra", ha subrayado Fernández de Heredia.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies