El fiscal mantiene su petición de absolución para Cervera porque "no hay pruebas" de que enviara el correo a Asiáin

Publicado 03/06/2015 20:53:21CET

La acusación particular pide 14 meses de cárcel para el exdiputado por un delito de amenazas

PAMPLONA, 3 Jun. (EUROPA PRESS) -

El fiscal ha mantenido su petición de absolución para el exdiputado Santiago Cervera al considerar que "no hay pruebas" que acrediten que fue él quien envió al expresidente de Caja Navarra José Antonio Asiáin el correo electrónico con el supuesto chantaje.

Así lo ha manifestado durante su exposición de conclusiones en la última sesión del juicio que se desarrolla en la Audiencia de Navarra contra Cervera por un supuesto chantaje a Asiáin.

Las partes han mantenido sus peticiones, de modo que el fiscal y la defensa solicitan la absolución de Cervera, mientras que la acusación particular, ejercida por José Antonio Asiáin, reclama 14 meses de cárcel por un delito de amenazas.

Cabe recordar que Asiáin recibió el 4 de diciembre de 2012 un correo electrónico en el que se le pedían 25.000 euros a cambio de no revelar cierta información sobre Caja Navarra. En el email se solicitaba que el dinero se depositara en una muralla cercana al Club Natación de Pamplona.

Asiáin denunció los hechos a la Guardia Civil, que preparó un dispositivo para localizar a la persona que acudiera a recoger el dinero solicitado. Al lugar acudió Cervera, tras lo que fue detenido.

El exdiputado ha mantenido que fue objeto de "una trampa", ya que, según ha relatado, recibió un correo electrónico anónimo en el que se le ofrecía información sobre Caja Navarra que debía recoger en una muralla cercana al Club Natación de Pamplona.

"INSUFICIENCIA INCRIMINATORIA"

En la exposición de su informe, el fiscal ha afirmado que "a día de hoy el resultado de la prueba practicada no ha arrojado un resultado distinto" del que determinó su posición de pedir la absolución del acusado. Así, el representante del Ministerio Público se ha referido a "la insuficiencia de datos de signo incriminatorio" a Cervera que le hiciera responsable de lo que se le acusa.

Según ha argumentado, "la única prueba directa que podría haber determinado la culpabilidad es que se le pudiera atribuir el envío o la redacción del correo que recibió Asiáin". Sobre este tema, ha añadido, "no hay nada" que pruebe su culpabilidad.

"El acudir a recoger el sobre a la muralla no es delictivo, en todo caso sería un indicio indirecto", ha añadido el fiscal, que ha insistido en que "pese a los esfuerzos practicados" para determinar si Cervera envió el correo, "no hay nada".

Finalmente, ha indicado que "si la prueba no tiene la suficiente fuerza" el acusado "no debe ser condenado" y ha defendido que "a él no le corresponde acreditar su inocencia, sino a la acusación acreditar su culpabilidad".

"NINGUNA PRUEBA QUE CONFIRME SU COARTADA"

Por contra, el abogado de la acusación particular, en su exposición, se ha preguntado "qué prueba tiene Cervera para decir que no tiene nada que ver con esto", así como "qué prueba han practicado respecto de la veracidad del correo que recibe Cervera" en el que se le ofrece información sobre Caja Navarra. "Ninguna prueba que confirme esa coartada de Cervera", ha destacado.

El representante del expresidente de Caja Navarra ha iniciado su intervención con una pregunta retórica: "¿hemos formulado una acusación arbitraria, aleatoria e incoherente?" y, en este sentido, ha defendido que "debemos partir de un hecho sin el que no estaríamos aquí: la existencia de un correo que recibe Asiáin que contiene una amenaza".

El abogado, que ha señalado que "es obvio que si hubiera ido otra persona a recoger el señuelo se le habría detenido a esa persona", ha argumentado que en delitos en los que se prepara un señuelo "el mero hecho de recogerlo conlleva la mayoría de las veces la acusación y la condena de la persona". "El mero hecho de recoger el paquete no es un indicio flojito", ha incidido.

Asimismo, ha puesto de relieve "el sigilo con el que mantuvo todo este tema el acusado", ya que "no dijo a nadie que había recibido un correo el 29 de noviembre", así como "el conocimiento exacto" del lugar en el que se encontraba el sobre. "Fue directamente a la rendija de la muralla, no dudó, cogió el botín y lo ocultó", ha insistido.

También ha defendido que la finalidad de formatear su móvil y su tableta antes de devolverlos al Congreso de los Diputados fue "borrar" información, "cuando estaba sujeto a un proceso judicial". Además, ha indicado que el hecho de que desde los dos ordenadores que Cervera entregó al juzgado no se enviara el correo no descarta que pudiera mandarlo desde otro dispositivo y, por otro lado, ha remarcado, respecto a su situación económica, que el patrimonio de Cervera era "negativo".

"NINGUNA PRUEBA DIRECTA"

En la misma línea que el Ministerio Fiscal, el abogado de la defensa ha argumentado que "no hay ninguna prueba directa" contra Cervera y que "más allá de la detención no se le podría" condenar "porque el hecho delictivo es enviar el correo".

El representante de Cervera, que ha insistido en que a su defendido le tendieron "una trampa", ha puesto de relieve que en la denuncia y en la fase de instrucción el denunciante no dijo que se sentía amenazado, mientras que "dos años y medio después cambia su versión y dice que se sintió amenazado".

Además, ha cuestionado que alguien use dicha rendija de la muralla para realizar un chantaje, ya que "tiene un foco y una cámara" a su lado y es "la única rendija visible desde la cámara".

En cuanto a la situación económica de Cervera, ha criticado que la acusación "ha ocultado" que el exdiputado cobraba 6.000 euros mensuales y que "tenía un préstamo bancario personal de 40.000 euros". Así, se ha preguntado "qué necesidad económica tenía".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies