La Fiscalía defiende la competencia de la Audiencia Nacional para juzgar a los autores de los 'tartazos' a Barcina

Actualizado 24/05/2013 15:41:29 CET

La defensa ve desproporcionada la pena de cinco años de cárcel pedida para el teniente de alcalde y los tres miembros contra el TAV

MADRID, 24 May. (EUROPA PRESSS) -

La Fiscalía ha solicitado a la Audiencia Nacional que se declare competente para juzgar al teniente de alcalde de Arruazu (Navarra), Gorka Ovejero Gamboa, y a tres miembros del colectivo contra el tren de alta velocidad Mugitu! por lanzar tres tartas a la presidenta de Navarra, Yolanda Barcina, mientras participaba el 27 de octubre de 2011 en una reunión de trabajo en Toulouse (Francia), según informaron a Europa Press fuentes jurídicas.

El tribunal, presidido por Fernando Grande-Marlaska e integrado por los magistrados Nicolás Poveda y Manuela Fernández de Prado, ha celebrado esta mañana una vista de previo pronunciamiento en la que tanto la fiscal Blanca Rodríguez como la defensa de la presidenta navarra, que ejerce la acusación particular, han defendido la competencia de la jurisdicción española para abrir juicio oral contra los autores de los 'tartazos'.

Durante la vista, celebrada a puerta cerrada, la representante del Ministerio Público y el abogado de Barcina han subrayado que la víctima y los procesados tienen la nacionalidad española, reuniéndose los requisitos para que la Audiencia Nacional conozca estos hechos.

Sin embargo, el abogado defensor Gonzalo Boyé ha esgrimido sus razones para evitar la celebración del juicio argumentando que la Audiencia no es competente para investigar estos hechos cometidos en el extranjero e invocando al principio de cosa juzgada para señalar que las autoridades francesas abrieron una investigación por esta causa.

En todo caso, ha considerado desproporcionada la pena de cinco años solicitada por la Fiscalía sobre unos hechos que en su lugar de comisión, Francia, estarían castigados con una multa.

Tras cuestionar la actuación que tuvo la Policía foral de Navarra, el letrado ha advertido de que la postura del Ministerio Público es contraria a la sostenida en el pasado en otros procedimientos. Ha puesto como ejemplo investigaciones sobre Guantánamo o la franja de Gaza, donde se opuso a la competencia española porque las autoridades locales habían abierto unas investigaciones.

En el caso de que la Audiencia Nacional acuerde su atribución para juzgar a los cuatro acusados, el abogado defensor prevé presentar un recurso de casación en el Tribunal Supremo contra esta decisión al entender que no se cumplen todos los requisitos para enjuiciarles.

CINCO AÑOS DE CÁRCEL

La Fiscalía solicita cinco años de prisión por la comisión de un delito de atentado contra la autoridad, para el alto cargo del Ayuntamiento de Arruazu, que pertenece a la formación nacionalista Batzarre y para Mikel Álvarez Forcada --hermano del dirigente de Batasuna Joseba Álvarez-- Julio Martín Villanueva e Ibon García Garrido, a los que se pudo identificar como autores de la agresión.

Los hechos se produjeron sobre las 16.30 horas del 27 de octubre de 2011 cuando Barcina participaba en una reunión de la Comunidad de Trabajo de los Pirineos. Ovejero, que portaba una tarta "oculta en una carpeta", se acercó a la presidenta navarra y, sacándola "de forma sorpresiva y de manera enérgica" se la estampó, detalla el escrito provisional de acusación.

"Inmediatamente después, mientras esta encontraba aturdida, Julio Martín e Ibón García se acercaron por detrás a la presidenta que estaba privada de toda visión como consecuencia del impacto de la tarta en los ojos y, utilizando el mismo procedimiento, estamparon las tartas que llevaban ocultas, en la cabeza", indica el Ministerio Público.

El fiscal especifica que Mikel Álvarez irrumpió en la mesa donde Barcina ofrecía su ponencia para apoyar a los atacantes. "Como consecuencia y efecto de los golpes recibidos Yolanda Barcina quedó desorientada y aturdida, debiendo ser atendida y sacada del recinto por el personal de seguridad", añadió.

"BIENVENIDA COMO PRESIDENTA"

El colectivo Mugitu! reivindicó el mismo día de los hechos la acción en un comunicado en el que decía que "la razón de los tartazos era agradecer los ímprobos esfuerzos que, como máxima responsable política de Navarra, estaba realizando (Barcina) para la imposición del TAV". Según afirmaban, la agresión era "una elegante manera de darle la bienvenida a su cargo de presidenta".

El magistrado interrogó en noviembre de 2011 a Barcina aprovechando que se había desplazado hasta la Audiencia Nacional para acudir como público al juicio contra el exjefe militar de ETA Javier García Gaztelu, 'Txapote', y otros tres etarras por el asesinato del concejal de UPN en Leitza José Javier Múgica.

La jefa del Ejecutivo navarro declaró entonces que las tartas que le arrojaron le hicieron "daño" debido a "la dureza del merengue francés", según informaron a Europa Press fuentes jurídicas. También relató cómo se produjo la agresión e indicó que tras recibir el impacto de las tartas dejó de ver y tuvo que ser evacuada del salón de plenos en el que se celebraba la reunión. "No veía nada", aseguró.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies