La Fundación Amancio Ortega destinará 5,7 millones a Navarra para equipos de última generación contra el cáncer

Uxue Barkos y Flora Pérez en la firma del protocolo
EUROPA PRESS
Publicado 31/03/2017 12:14:57CET

Se instalará un acelerador lineal para radioterapia, un equipo de braquiterapia, dos scanner y un mamógrafo digital en el CHN

PAMPLONA, 31 Mar. (EUROPA PRESS) -

La presidenta del Gobierno de Navarra, Uxue Barkos, y la vicepresidenta de la Fundación Amancio Ortega, Flora Pérez, han firmado este viernes en Pamplona un protocolo que permitirá la adquisición de equipos de última generación para el diagnóstico y tratamiento del cáncer en el Complejo Hospitalario de Navarra (CHN) a lo largo de los dos próximos años.

En concreto, se prevé la instalación de un acelerador lineal para radioterapia y un equipo de braquiterapia que permitirán incrementar la eficacia y seguridad de los tratamientos, reducir su duración y hacerlos más confortables para la ciudadanía. Además, se adquirirán dos scanner para mejorar la planificación del tratamiento radioterápico y un mamógrafo digital que aumentará la eficacia diagnóstica.

Este proyecto, que tiene un presupuesto estimado de 5,7 millones de euros por parte de la Fundación Amancio Ortega, situará a Navarra con un nivel tecnológico equiparable al de los centros europeos de referencia en el ámbito de la oncología radioterápica. Igualmente, esta renovación tecnológica facilitará a la Comunidad foral poder cumplir con los protocolos de calidad y seguridad de acuerdo con las exigencias del marco europeo, que entrará en vigor en 2018.

La firma del protocolo entre el Gobierno foral y la Fundación Amancio Ortega ha tenido lugar en el Palacio de Navarra y en el mismo, además de Uxue Barkos y Flora Pérez, también han participado el consejero de Salud, Fernando Domínguez; el director general de la Fundación Amancio Ortega, Óscar Ortega; y el responsable de los servicios de oncología radioterápica del CHN, Enrique Martínez, entre otros responsables del SNS y representantes de la fundación.

La presidenta navarra ha expresado el agradecimiento y la satisfacción del Gobierno foral ante "la oportunidad que supone para Navarra este protocolo que acabamos de firmar en el que se aúnan la disposición y el servicio público". Y ha puesto en valor que la Fundación Amancio Ortega haya decidido donar 5,7 millones al sistema sanitario público navarro, "una suma importante" que va a permitir la adquisición de "equipos de última generación".

"La Fundación Amancio Ortega da muestra de responsabilidad social con esta manera de colaborar, de compartir con el sistema público de salud", ha resaltado Barkos, para quien "afortunadamente hoy en día la mayoría de los cánceres ya no son sinónimo de mal pronóstico", aunque "en algún momento de nuestras vidas aproximadamente uno de cada tres hombres y una de cada cinco mujeres residentes en Navarra van a ser diagnosticados de un cáncer".

Según ha indicado, "debemos garantizarles que van a contar con las tecnologías más avanzadas, a lo que van a contribuir sin ninguna duda los nuevos equipos que vamos a poder incorporar gracias a la Fundación Amancio Ortega". "Los nuevos equipos de alta tecnología nos van a permitir ofrecer tratamientos más rápidos, precisos, seguros y eficientes", ha resaltado.

DIÁLOGO ENTRE AMBAS INSTITUCIONES

Por su parte, el director general de la fundación, Óscar Ortega, ha transmitido a la presidenta del Gobierno foral "el agradecimiento de nuestro presidente y fundador, Amancio Ortega, por su impulso sin reservas al diálogo entre ambas instituciones", así como su "reconocimiento" al consejero de Salud y las personas de su equipo por "el trabajo que con agilidad y amplia responsabilidades nos ha conducido a este acuerdo".

"El patronato de la fundación y en especial su presidente y fundador quieren hoy hacer patente su sincera y honda satisfacción por esta iniciativa acorde a los principios y líneas de actuación de la institución", ha resaltado.

También ha tomado la palabra en el acto Enrique Martínez, responsable del servicio de oncología radioterápica, quien ha agradecido "esta actividad de mecenazgo para poder cambiar nuestro presente inmediato en la administración de los tratamientos de radioterapia". "Hoy el agradecimiento es de todos los profesionales que trabajamos en la oncología y mañana inmediatamente será el agradecimiento de todos los pacientes", ha ensalzado.

DESARROLLO DEL PROTOCOLO

Cada año crece de manera significativa el número de pacientes tratados con radioterapia y se espera que en los próximos 10 años se produzca un incremento de la demanda de hasta un 20%. Se calcula que, al menos un 40% de todos los pacientes curados de cáncer han recibido radioterapia como parte de su tratamiento.

Anualmente, se registran 4.400 casos nuevos de cáncer, según los últimos datos publicados por el Registro de Cáncer de Navarra, de los que un 60% podrían ser candidatos a recibir radioterapia a lo largo de su enfermedad como parte de la terapia oncológica. De ellos, un 20-25% necesitarán recibir ciclos de tratamiento radioterápico en más de una ocasión a lo largo de su evolución.

Los tratamientos de radioterapia en el Servicio Navarro de Salud se realizan en el Complejo Hospitalario de Navarra, que dispone de tres aceleradores lineales, que efectúan anualmente cerca de 30.000 sesiones de tratamientos. Se dispone de una unidad de braquiterapia, que realiza más de 500 procedimientos al año, y un radioquirófano. Para la planificación de los tratamientos de radioterapia externa se cuenta con un scanner simulador.

El acuerdo suscrito con la Fundación Amancio Ortega permitirá adquirir un nuevo acelerador de electrones que lleva incorporadas nuevas tecnologías que se han ido desarrollando en los últimos años y que en estos momentos no están disponibles en el CHN.

Estas innovaciones tecnológicas posibilitarán incrementar la eficacia y seguridad de los tratamientos, reducir su duración y hacerlos más confortables para la ciudadanía navarra. Esta nueva tecnología, denominada Arcoterapia, se utiliza sobre

Además, el nuevo acelerador va a permitir ampliar las indicaciones radioquirúrgicas a los tumores de los niños, y a otras enfermedades no tumorales. De igual modo, al disponer de cuatro aceleradores lineales, el CHN podrá mejorar la accesibilidad de los pacientes que acuden a radioterapia de otros puntos de la geografía navarra.

El protocolo también establece para el próximo año la adquisición de un nuevo equipo de braquiterapia, que sustituirá al actual, con más de 10 años de actividad, y que permitirá tratar otros tipos de cáncer diferentes a los que se viene tratando en la actualidad.

Con objeto de mejorar la planificación del tratamiento radioterápico, se procederá también a la renovación del actual scanner simulador y se adquirirá un segundo scanner para imágenes 2D y 3D para braquiterapia.

Finalmente, el protocolo establece la adquisición y puesta en marcha de un mamógrafo digital con tomosíntesis e imagen sintetizada, que se sumará a los dos equipos existentes actualmente en el CHN. El nuevo mamógrafo aportará una mayor precisión diagnóstica, sobre todo en pacientes jóvenes, al proporcionar imágenes en 3D.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies