Gaz Kaló indica que "ocho de cada diez niños de la comunidad gitana no acaba la secundaria"

Asistentes a la Jornada sobre inclusión y comunidad gitana
UNIVERSIDAD DE NAVARRA
Publicado 31/03/2018 17:19:57CET

PAMPLONA, 31 Mar. (EUROPA PRESS) -

"Ocho de cada diez niños y niñas de la comunidad gitana no acaba la secundaria", ha señalado Ricardo Hernández, coordinador en Federación de Asociaciones Gitanas de Navarra, Gaz Kaló, en la II Jornada sobre inclusión y comunidad gitana bajo el título 'El sistema educativo: un lugar para estar, aprender y participar', organizada por la Universidad de Navarra.

El encuentro reunió a investigadores de la Facultad de Educación y Psicología del centro académico, miembros de Gaz Kaló, así como docentes, orientadores, mediadores, y trabajadores sociales, entre otros, con el objetivo de "reflexionar y conocer la realidad sobre la integración en el ámbito escolar de la comunidad gitana y generar espacios para trabajar por y para un modelo inclusivo de escuela", ha explicado en una nota la Universidad de Navarra.

Ricardo Hernández señaló que, según datos del CIS (Centro de Investigaciones Sociológicas), "entre los niños de la comunidad gitana escolarizados a los 12 años, tan solo el 60% está en el curso que le corresponde por edad". "Las tasas de fracaso escolar son muy superiores al resto de la población. Se produce un mayor abandono entre las chicas al terminar la educación primaria, y el de los chicos al empezar los primeros cursos de secundaria", subrayó.

En su opinión, existe una necesidad de que tanto el sistema educativo como las familias gitanas "se adecuen a la creciente complejidad y pluralidad que ha ido adquiriendo la sociedad". En este sentido, destacó el proyecto que han puesto en marcha en el colegio Alfonso X El Sabio de San Adrián, donde se ha incluido la figura del 'promotor escolar', para mediar dentro y fuera de la escuela, entre alumnado, familias, profesores y entorno. "En tres años se ha reducido el absentismo y ha mejorado la relación entre las familias y el colegio", afirmó.

Por su parte, Araceli Arellano, profesora de la Facultad de Educación y Psicología y organizadora de la jornada, comentó que este año, a diferencia del año anterior la jornada se ha abierto al público en general. "Ha tenido gran acogida por parte de profesionales, lo cual demuestra que existe una disposición positiva para mejorar la situación del alumnado gitano", destacó.

El objetivo, según esta experta, es "concienciar a los actuales y futuros profesionales de la necesidad de trabajar por y para un modelo inclusivo de escuela". "Se van consiguiendo avances pero quedan muchos retos por resolver y muchas barreras por derribar: la falta de colaboración entre familias y escuela, la historia de discriminación del pueblo gitano, el desconocimiento de la cultura gitana, la desconfianza mutua, etc.", enumeró.

En este sentido, la Facultad de Educación y Psicología cuenta con un proyecto de investigación e incluye en la formación de sus maestros y pedagogos temas relacionados con la comunidad gitana.