El Gobierno foral dona a las Hermanitas de los Pobres 18.000 euros con motivo de las fiestas navideñas

 

El Gobierno foral dona a las Hermanitas de los Pobres 18.000 euros con motivo de las fiestas navideñas

Sor María de la Cruz, el Presidente Sanz y la madre Emilia.
EP/GOBIERNO DE NAVARRA
Actualizado 28/12/2010 16:39:50 CET

PAMPLONA, 28 Dic. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Gobierno de Navarra, Miguel Sanz, ha hecho entrega este martes de la ayuda de 18.000 euros que el Ejecutivo foral viene concediendo en los últimos cinco años a la congregación religiosa de las Hermanitas de los Pobres con motivo de las fiestas navideñas, como contribución a la labor social que desarrolla a favor de los ancianos con menos recursos.

Esta cantidad representa el importe que el Gobierno de Navarra ahorra con la supresión de las felicitaciones navideñas desde 2006, cuando se acordó donar a una entidad benéfica el importe que se dedicaba a la compra y franqueo de las postales que tradicionalmente remitía el Gobierno con motivo de estos días festivos, según ha informado el Ejecutivo navarro en una nota.

El donativo ha sido recogido por la madre Emilia, superiora de la congregación, y sor María de la Cruz, que han sido recibidas por Sanz en el Palacio de Navarra. El presidente del Gobierno foral también les ha entregado un cuadro con el escudo de Navarra.

La congregación de las Hermanitas de los Pobres fue fundada en 1839 y tiene como misión el cuidado de ancianos con escasos recursos, lo que le ha llevado a significarse por su hospitalidad y vocación de servicio a quienes sufren a causa de la avanzada edad, la pobreza, la soledad u otras dificultades.

Se trata de una comunidad que se nutre únicamente de la caridad para desempeñar su labor social, ya que ni las personas acogidas ni la orden de religiosas se benefician de ayudas por parte de ningún organismo público.

El asilo pamplonés de las Hermanitas de los Pobres, construido en la avenida de Guipúzcoa en 1887, fue derribado hace cuatro años para dar paso a una nueva residencia, de 3.000 metros cuadrados de superficie y capacidad para 70 personas, que fue inaugurada el pasado mes de septiembre y ha supuesto una inversión de 11 millones de euros.

Esta residencia, de mayor tamaño que la anterior y dotada de más comodidades para sus residentes, presta asistencia a personas de avanzada edad sin medios para pagar, ni siquiera parcialmente, su estancia en cualquier otro centro geriátrico público o privado.

Con la ayuda de 18.000 euros entregada este martes, el Gobierno foral pretende contribuir a los gastos de funcionamiento de la residencia y apoyar la "inequívoca labor de utilidad pública e interés social" que desarrollan las Hermanitas de los Pobres en la Comunidad Foral, según recoge el acuerdo aprobado al efecto. El donativo supone además un "reconocimiento a la importante labor que desempeña a favor de los ancianos con menos recursos" esta congregación.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies