El Gobierno de Navarra advierte de que a partir de ahora irá "a sancionar" a quien no cumpla la ley del Tabaco

Actualizado 02/02/2006 14:55:03 CET

PAMPLONA, 2 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Navarra advirtió hoy de que a partir de ahora no va a ser "tan complaciente" con los establecimientos o particulares que incumplan la Ley del Tabaco, sino que irá "a sancionar", una vez concluido el período transitorio concedido desde que se aprobó el documento.

El director del Instituto de Salud Pública, Pablo Aldaz, señaló en rueda de prensa que el Ejecutivo foral ha recibido, desde la aprobación de la ley, en diciembre de 2005, varias quejas telefónicas, "y tan sólo dos o tres por escrito". Hasta el momento, lo que se ha hecho es "advertir a los establecimientos de que tenían que cumplir la ley, porque era un poco ambigua, pero a partir de ahora no seremos tan amables", dijo.

En este sentido, precisó que el departamento de Salud no ha actuado por la vía de la sanción y ha demostrado "flexibilidad", algo que cambiará a partir de este mes. "Vamos a perseguir con saña la venta de tabaco a menores, porque no tiene ninguna justificación", recalcó.

CARTELERÍA

Durante su comparecencia, Pablo Aldaz presentó la cartelería que tendrá que colocar, obligatoriamente, todos los locales en los que se comercialice tabaco. Deberá solicitarse al Instituto de Salud Pública o a los organismos y corporaciones profesionales como Cámara de Comercio o Asociación Navarra de Hostelería, que serán los que la difundan. Se podrá disponer de ella a partir de mañana.

Los modelos fueron establecidos por el Ministerio de Salud, que fijó cinco leyendas diferentes, las mismas para todas las comunidades, aunque se da a cada comunidad la potestad sobre el diseño.

Navarra ha realizado formatos en DINA 4 y DINA 6 (adhesivos para máquinas expendedoras). Está prevista la colocación de tres de los carteles, de tamaño DINA 4, en los accesos e interiores de los bares y grandes superficies, para informar de que está 'Prohibido fumar' en ellos, de que 'Se permite fumar' o de que está 'Prohibido fumar, excepto en las zonas habilitadas'. Hay otro modelo, también en DINA 4, para colocar en el interior de zonas habilitadas, que reza: 'Zona para fumar'.

Las de prohibición son de color rojo, y el color azul señaliza las zonas donde se va a poder fumar. En las zonas en las que está prohibido fumar pero se puede habilitar dentro una zona para fumadores, hay un cartel específico con los dos colores.

Finalmente, se ha diseñado un cartel en DINA 4 para colocarlo en las proximidades de las máquinas expendedoras, y en DINA 6, adhesivo, para pegarlo sobre las propias máquinas, con la leyenda 'Prohibida la venta de tabaco a menores de 18 años'.

Se han editado 20.000 unidades de los tres primeros modelos, y otros 5.000 en euskera; 3.000 unidades del segundo modelo y 700 en euskera; y 3.000 unidades para máquinas de tabaco, y otros 700 en euskera. El coste total por unidad es de 30 euros, y el presupuesto completo de la cartelería asciende a 10.775 euros.

INSPECCIONES

Aldaz se refirió a las inspecciones sanitarias que contempla la ley del Tabaco, y precisó que son los ayuntamientos los que tienen competencia para las sanciones leves, como por ejemplo fumar en un lugar en el que no esté permitido o no señalizar las zonas. Estas sanciones ascienden hasta 600 euros, y deberán presentarse en los consistorios.

Las graves desde 601 euros hasta 10.000; y las muy graves desde 10.000 euros hasta 600.000 euros, deben presentarse en el departamento de Salud del Gobierno de Navarra. Entre ellas se encuentran hacer publicidad del tabaco. Por su parte, el departamento de Industria se encargará de las sanciones relacionadas con la venta de tabaco sin autorización.

Por su parte, Policía Foral, Guardia Civil y Policía Municipal colaborarán en este tema. Podrán hacer las inspecciones cuando haya denuncias o sin que las haya, porque se pasarán por los establecimientos para ver si se cumple la ley, agregó Aldaz.

Hasta ahora, explicó, las panaderías mixtas han sido las que más problemas han dado, porque la ley especifica que no se puede fumar en ellas salvo que hagan una división de las dos actividades, cafetería y panadería. "Hacer una reforma lleva su tiempo, pero hemos visto muy buena voluntad por su parte", afirmó.

INCOHERENCIAS DE LA LEY

Aldaz, quien valoró positivamente la ley porque "supone un punto de inflexión clarísimo', destacó sin embargo "bastantes incoherencias", como que los niños puedan entrar en un bar de fumadores que tenga menos de 100 metros, y que tengan que ir a la zona de no fumadores si el establecimiento tiene más de cien metros, porque el tabaco es malo en todos los sitios.

Además, criticó que se impida fumar en las empresas, y los camareros tengan que fumar, indirectamente, aunque no quieran. Asimismo, denunció que está prohibida la publicidad del tabaco, y sí se permite en los circuitos de las carreras de coches y de motos.

Sin embargo, recalcó, "esto es muchísimo mejor que nada", y probablemente "tenga el mismo impacto en salud que el que tuvo en su día la potabilización de aguas de consumo público o la introducción de vacunas en niños".