El Gobierno de Navarra inicia la redacción de nuevos proyectos para construir 1.570 viviendas protegidas

Actualizado 10/05/2007 14:55:49 CET

PAMPLONA, 10 May. (EUROPA PRESS) -

El departamento de Vivienda del Gobierno de Navarra ha iniciado la redacción de nuevos proyectos para la construcción de 1.570 viviendas protegidas (protección oficial de régimen especial y general y de precio tasado), de las que 731 entrarán en la modalidad de compraventa y 839 serán de alquiler, dirigidas especialmente a los solicitantes más jóvenes.

El consejero de Medio Ambiente, Ordenación del Territorio y Vivienda, José Andrés Burguete, y el director general de Ordenación del Territorio y Vivienda, Jesús Javier Ascunce, expusieron las directrices de la nueva campaña de viviendas protegidas, cuya promoción correrá a cargo de la sociedad pública Viviendas de Navarra (VINSA), y que saldrá a principios del año que viene.

Burguete destacó que estas legislatura ha sido la que más vivienda protegida se ha construido y que apuestan por "sentar las bases" de nueva vivienda protegida para la legislatura que viene. "Queremos que los proyectos estén preparados", dijo, para añadir que no quieren que el fin de este periodo legislativo suponga un "parón" en esta política.

Según expuso el consejero, la sociedad pública VINSA ha iniciado un concurso de redacción de proyectos cuyo plazo de presentación coincidirá con el final del verano, de tal manera que en los primeros meses de 2008 pueda llevarse a cabo una campaña para adjudicar las 1.570 viviendas.

LAS VIVIENDAS

De los proyectos hoy presentados, los referidos a compraventa se ubican en Zubiri (64 viviendas), Berriplano (128), Ansoáin (56), Aoiz (36), Berriozar (154), Ezcaba y Buztintxuri (80), Buztintxuri (129) y Tudela (4). Y los de alquiler estarán en Sarriguren (200), Ardoi-Zizur Mayor (112), Entremutilvas (108), Ripagaina (240), Rochapea y Casco Antiguo de Pamplona (65) y Buztintxuri (114). En el caso de las viviendas en Zubiri, la sociedad pública Navarra de Suelo Residencial (NASURSA) va a promover 32 de protección oficial en régimen general y 32 de precio tasado, que se construirán sobre dos parcelas de 1.346 metros cada una. Las 64 viviendas se reparten en dos bloques de baja y tres alturas y llevarán incorporadas, por primera vez en viviendas protegidas de promoción pública, sistemas de domótica y urbótica.

El consejero explicó que se implantarán módulos domóticos referidos a puesta en marcha de la calefacción, seguridad y comunicaciones. Las viviendas se realizarán, además, bajo criterios bioclimáticos y en consecuencia, con tendencia al consumo energético cero.

Además, Vinsa utilizará la energía de biomasa como experiencia piloto en las 200 viviendas de alquiler que va construir en Sarriguren. La calefacción de biomasa aplicada a usuarios pequeños y medianos se basa en la calefacción tradicional de leña o las nuevas calefacciones de astillas o pellets. El ahorro medioambiental de este tipo de calefacciones se basa en la reducción de emisiones de CO*.

Así, por ejemplo, una caldera de biomasa de 100 kW de potencia (casa de un pueblo) puede reducir en 40 toneladas anuales, las emisiones de CO2 a la atmósfera y la sustitución del consumo de gasóleo por biomasa forestal en una vivienda de 80 metros cuadrados, supone una reducción anual de unas 4 toneladas de CO2 al año.

VIVIENDAS DEL BANCO FORAL DEL SUELO

Burguete explicó que de las 839 viviendas de alquiler, 660 serán sacadas por el Banco Foral de Suelo por tratarse de cesión supramunicipal y estar prohibida por Ley la venta de dicho suelo. Las viviendas ocuparán una superficie que oscila entre los 50 y 90 metros cuadrados; las destinadas a alquiler joven deben tener una superficie inferior a 75 metros.

Así, las 200 de Sarriguren estarán sobre una parcela de 11.715 metros cuadrados. Una cuarta parte será para alquiler joven, otras 50 viviendas serán de régimen especial, otras 50 de régimen general y la cuarta parte restante será de alquiler con opción a compra en una promoción ubicada en otro lugar.

Las 112 de Zizur Mayor se ubicarán en tres parcelas que suman 7.506 metros cuadrados. Y las de Mutilva-Valle de Aranguren estarán en dos parcelas que sumadas miden 7.504 metros cuadrados y en las que podrán edificarse 108 viviendas. En Ripagaina, sobre una parcela de 22.229 metros cuadrados se construirán las 240 viviendas.

En estas tres últimas ubicaciones, un tercio de las viviendas será de alquiler joven, otro tercio de régimen especial y el último tercio de régimen general.

ASPECTOS FUNDAMENTALES DEL CÓDIGO TÉCNICO DE EDIFICACIÓN

Por último, el consejero se refirió al Código Técnico de la Edificación, que afectará a las futuras viviendas y que son exigibles desde el 29 de septiembre de 2006. En concreto, desde marzo de este año, dijo, se ha completado la aplicación del Código casi en su totalidad.

A la hora de destacar algunos aspectos, el Gobierno destacó la protección frente a la humedad, la recogida y evacuación de residuos, regulando la recogida selectiva de los mismos tanto en el interior de las viviendas como en el edificio. Y se regulan, por primera vez, las condiciones de ventilación de las viviendas y edificios, buscando la calidad del aire interior.

Según José Andrés Burguete, en lo que respecta a la protección frente al ruido, pendiente de desarrollar por el Estado, Vinsa hará un esfuerzo superior al obligatorio, "a la hora de aplicar materiales superaislantes acústicamente, para dotar a las viviendas de un alto nivel de bienestar".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies