El Gobierno de Navarra recomienda circular con precaución ante el riesgo de nevadas en la zona pirenaica

Máquina Quitanieves.
EUROPA PRESS/GOBIERNO DE NAVARRA
Actualizado 14/04/2012 15:00:31 CET

PAMPLONA, 14 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Navarra ha recomendado a los conductores que circulen con precaución tras la activación por parte de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) de la alerta amarilla ante la posibilidad de que se produzcan precipitaciones de nieve, con acumulación de hasta 5 centímetros, en la carreteras de los valles pirenaicos.

Ante esta alerta, el Ejecutivo foral mantiene activado un dispositivo integrado por siete equipos quitanieves que será ampliado a partir de las 6 horas de este domingo con la incorporación de cinco máquinas más.

A las 13 horas, según ha informado el Gobierno navarro en un comunicado, la situación es de normalidad en las carreteras de la red viaria de la Comunidad foral. Los equipos quitanieves atienden desde las 6.00 horas, además de la carretera NA-137 en el puerto de Belagua, los puertos de Ibañeta (en la N-135, Pamplona a Francia por Alduides) y la carretera de acceso al santuario de Aralar.

Asimismo, a partir de las 6.00 horas de este domingo, también intervendrán si fuese necesario en los puertos de Erro y Mezquiriz, Laza, Lizarraga y Urbasa, además de las autovías del Leitzarán (A-15), del Norte (A-1) y de la Barranca (A-10).

La previsión de la AEMET anuncia para este sábado precipitaciones débiles o localmente moderadas, ocasionalmente acompañadas de alguna tormenta, que afectarán de manera más débil al sur de la provincia, donde tenderán a cesar por la tarde. La cota de nieve se sitúa entre los 900 y 1.100 metros.

Además, se pueden producir heladas débiles en áreas del Pirineo y vientos flojos de componentes norte y oeste, aumentando a moderados, con rachas fuertes por la tarde en la Ribera.

Asimismo, para este domingo se esperan precipitaciones débiles o moderadas en la mitad norte, localmente persistentes en la vertiente cantábrica y el Pirineo. La cota de nieve estará entre los 800 y 1.000 metros, con heladas débiles en zonas altas del Pirineo. Los vientos, moderados de componentes norte y oeste, tendrán intervalos de intensidad fuerte, sobre todo en la Ribera y zonas altas.