Goyen (UGT) advierte de que no habrá diálogo social mientras no se rectifique la reforma laboral y la política económica

Actualizado 22/10/2010 14:37:53 CET

PAMPLONA, 22 Oct. (EUROPA PRESS) -

El secretario general de UGT de Navarra, Juan Goyen, ha advertido de que mientras no se rectifique la reforma laboral y la política económica del Gobierno central no habrá diálogo social sino confrontación social. Y ha añadido que "en conseguir esa rectificación vamos a concentrar todos nuestros esfuerzos".

Goyen ha criticado en rueda de prensa una campaña "antisindical" con motivo de la huelga general del pasado 20 de septiembre, "una ofensiva sin precedentes desde la muerte del dictador contra el sindicalismo democrático y de clase por parte de la derecha y de la extrema derecha mediática, una ofensiva delirante, histérica y profundamente irresponsable, que ha llegado a utilizar argumentos claramente antidemocráticos".

A su juicio, "han arremetido con insultos, calumnias y violencia verbal desorbitada contra el movimiento sindical" porque los ven como un "obstáculo" para implantar esa ley "de la selva social y laboral que constituye su proyecto neoliberal".

"Han llevado a cabo esta campaña infame, porque para tener éxito, necesitan materializar previamente una operación de acoso y derribo contra las organizaciones sindicales, una especie de 'limpieza de clase', que deje a los trabajadores desamparados, sin convenios colectivos, sin representantes sindicales, sin esos instrumentos de autodefensa que son los sindicatos", ha censurado.

Goyen ha manifestado que "nos quieren pobres, divididos y sumisos, meras piezas baratas y rápidamente intercambiables del engranaje productivo" y ha añadido que para ello "los sindicatos sobramos".

Ante ello, el dirigente ugetista ha recordado que los sindicatos UGT y CCOO suman prácticamente el 80 por ciento de la representación laboral en España y en Navarra, casi el 60 por ciento. Según ha añadido, la Comunidad foral es la que registra el mayor porcentaje de empresas de más de seis trabajadores que cuentan con representación sindical, concretamente, el 78 por ciento. "Estamos hablando de 2.490 empresas y 143.024 trabajadores representados sindicalmente", ha detallado.

Goyen, que ha agregado que las organizaciones sindicales han dado "ejemplo de compromiso y responsabilidad", ha advertido de que su respuesta se va a dar en las empresas. "Vamos a responder a esta campaña de agresión antisindical esgrimiendo el apoyo masivo de los trabajadores en las elecciones sindicales", ha indicado.

EL "DESPUÉS" DE LA HUELGA

El secretario general de UGT de Navarra ha incidido en que la huelga del 29 de septiembre tiene un antes y un después y que "el después ya se ha materializado políticamente esta misma semana en la descomunal crisis de gobierno que ha llevado a cabo el presidente Rodríguez Zapatero".

"Lo que iba a ser una mera remodelación del Ejecutivo para sustituir a un ministro de Trabajo quemado por el vertiginoso crecimiento del paro y por la reforma laboral más lesiva para los trabajadores de la democracia, se ha convertido en una crisis que se ha llevado por delante a la vicepresidenta, seis ministros y dos ministerios", ha sentenciado.

Según ha dicho, "ahora falta que el después de la huelga general se materialice socialmente". "Y ello exige una rectificación del Gobierno en la reforma laboral y en la política económica", ha indicado, para advertir que van a seguir "desplegando" todos los instrumentos a su alcance para conseguir dicha "rectificación".

En este sentido, ha precisado que van a mantener las movilizaciones en la calle y van a impulsar junto a CCOO una Iniciativa Legislativa Popular (ILP) para "rectificar, mediante una proposición de ley, los aspectos más perversos y dañinos de la reforma laboral".

Igualmente, van a impulsar iniciativas para "rectificar" tanto la política fiscal como la presupuestaria. "Y vamos a dejarnos la piel en la negociación colectiva, peleando los convenios sector a sector y empresa a empresa", ha dicho Goyen, quien ha advertido a la patronal de que si no pacta una reforma de la negociación colectiva sectorial "razonable y asumible" los sindicatos llevarán "la batalla a cada una de las empresas en las que tengan capacidad de presión".

El dirigente ugetista ha añadido que van a "estar alerta" además por si el Gobierno "vuelve a tener la tentación de imponer una reforma de nuestro sistema público de pensiones".