La Guardia Civil recupera varias joyas robadas mediante el método del 'abrazo'

Joyas recuperadas por la Guardia Civil
EP/GUARDIA CIVIL
Publicado 20/04/2017 18:32:43CET

   PAMPLONA, 20 Abr. (EUROPA PRESS) -

   La Guardia Civil de Navarra, en el marco de la 'Operación Taittinger', ha recuperado varias joyas (cadenas, anillos y medallas, todo ello de oro) imputando a dos personas, un varón de 29 años y una mujer de 22, cuatro delitos de hurto. Los imputados se dedicaban presuntamente a sustraer estas joyas a personas de avanzada edad mediante el método del 'abrazo'.

   Todo comenzó a raíz de una denuncia interpuesta en el puesto de la Guardia Civil de Cortes por un hurto, realizado en la misma localidad, donde un vehículo se detuvo a la altura del denunciante con el pretexto de felicitarlo por el pasado día del padre, dándole en ese momento un abrazo, percatándose más tarde el denunciante de que le faltaban una cadena y un anillo de oro que llevaba colgado en el cuello.

   La Guardia Civil averiguó que en días anteriores a este hechos se habían cometido en la zona tres delitos con el mismo 'modus operandi', abordando a las víctimas con la excusa de preguntar por alguna calle cercana.

   Durante el transcurso de la investigación se logró identificar a los supuestos implicados en los hurtos y la mañana del 4 de abril se realizó una entrada y registro domiciliario en la localidad de Murchante, en el cual fueron intervenidas diversas joyas de oro. Tras este registro se procedió a la imputación de cuatro presuntos delitos de hurto a un varón de 29 y su mujer de 22 años, ambos residentes de dicho domicilio.

   Las víctimas de este tipo de robos suelen ser personas de avanzada edad "ya que son especialmente vulnerables por razón de edad, condición física o por otros factores", ha explicado en una nota la Guardia Civil.

   La victima suele ser abordada cuando pasean solas por la calle. Estas organizaciones, que actúan en grupos de dos a cuatro personas, aprovechan esta circunstancia para preguntar por una determinada calle o un establecimiento. Posteriormente las abrazan como muestra de gratitud por la ayuda recibida y les roban las joyas que puedan portar encima.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies