Imputado por circular a 224 km/hora por la Autovía del Ebro (A-68)

 

Imputado por circular a 224 km/hora por la Autovía del Ebro (A-68)

Imputado el conductor de una moto que circulaba a 224 km/h.
Foto: EP/GOBIERNO DE NAVARRA
Actualizado 03/06/2015 18:28:12 CET

La Policía Foral ha denunciado penalmente a otras 48 personas en mayo por delitos relacionados con la seguridad vial

   PAMPLONA, 3 Jun. (EUROPA PRESS) -

   La Policía Foral ha imputado al conductor de una motocicleta que circulaba a 224 km/hora por la Autovía del Ebro (A-68).

    Se trata de un vecino de San Sebastián de 42 años, que fue sorprendido en un control rutinario de velocidad mientras circulaba en sentido Logroño.

   Los hechos ocurrieron el pasado 3 de mayo y fueron puestos en conocimiento del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Tudela, según ha informado el Gobierno de Navarra en un comunicado.

   Se trata de uno de los 49 conductores imputados por la Policía Foral a lo largo del mes de mayo por delitos contra la seguridad vial cometidos en carreteras navarras.

   A seis de cada diez imputados (31 conductores) se les acusa de delitos relacionados con la ingesta de alcohol. De ellos, veintiocho fueron denunciados penalmente por superar la tasa de 0,60 mg/l y tres, por negarse a realizar las pruebas establecidas. De los veintiocho que superaron la tasa, diecisiete la triplicaron, dos la cuadruplicaron y otros dos la quintuplicaron.

   Asimismo, se denunció penalmente a otras trece personas por carecer del permiso de conducción. En concreto, seis habían perdido todos los puntos del carné, cuatro no lo habían obtenido nunca y tres lo tenían retirado por decisión judicial.

   Otras tres personas fueron imputadas por conducción temeraria, otra como cooperadora necesaria para la comisión de otro delito y una más, como ya se ha indicado, por exceso de velocidad.

DETENIDO POR CONDUCCIÓN TEMERARIA

   Entre los conductores imputados se encuentra J.G.M, un joven de 21 años, vecino de Valdizarbe, que fue detenido en la noche del 29 de mayo tras una persecución por distintos barrios de Pamplona. Se le atribuye un delito de conducción temeraria después de circular a gran velocidad por viales, aceras y zonas ajardinadas de la ciudad, poniendo en especial peligro a usuarios y peatones.

   Una vez detenido, se comprobó además que conducía con un permiso que carecía de puntos, motivo por el que ya había sido imputado en ocasiones anteriores, sin el cinturón abrochado y con un vehículo que carecía de seguro obligatorio e ITV en regla.

   La operación fue llevada a cabo por agentes de la división de Prevención y Atención Ciudadana de la comisaría de Pamplona en colaboración con agentes de la Policía Municipal de Pamplona tras recibir el aviso de una disputa familiar. Al acudir al lugar los agentes observaron que la persona implicada se había marchado, por lo que iniciaron su búsqueda. Cuando lo localizaron, le dieron el alto, pero se dio a la fuga. El caso se puso a disposición del Juzgado de Instrucción número 1 de Pamplona.

OTRAS ACTUACIONES DESTACADAS

   De entre los conductores imputados por delitos relacionados con la ingesta de alcohol, destaca el caso de una mujer de 33 años, vecina de Bayona (Francia), que fue sorprendida el pasado 8 de mayo mientras circulaba con una tasa de alcohol que casi sextuplicaba a la permitida (1,45 mg/l). La mujer fue retenida por un agente de la Policía Nacional, quien avisó a la comisaría de la Policía Foral en Elizondo para hacerse cargo de las diligencias.

   Un día más tarde, el día 9, fue imputado un vecino de Sangüesa, de 52 años, por dos delitos contra la seguridad vial. El conductor fue interceptado por agentes de la Policía Municipal de Noáin mientras circulaba de modo zigzagueante. Cuando se le realizó la prueba, arrojó una tasa positiva de 0,80 mg/l, de manera que se procedió a colocar un cepo en el volante para inmovilizar el vehículo.

   Horas más tarde, el varón fue sorprendido in fraganti realizando maniobras con el coche inmovilizado. Se le realizó una nueva prueba de etilometría y volvió a dar positivo (0,78 mg/l), por lo que se le imputó un nuevo delito contra la seguridad vial.

   Este mismo fin de semana fueron imputados otros tres conductores, que arrojaron tasas de 0,90 mg/l tras chocar contra una señal de tráfico; 1,16 mg/l después de obligar a tres conductores a esquivarlo y a salirse de la vía para evitar chocar contra él, y 0,74 mg/l tras estacionar el vehículo en un lugar con escasa visibilidad y quedarse dormido al volante.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies