Inaugurada en Baluarte la exposición de arte medieval conmemorativa del rey Sancho el Mayor y sus herederos

Actualizado 25/01/2006 14:59:23 CET

La muestra reúne 270 piezas de entre los siglos X y XIII procedentes de 48 museos, archivos e iglesias, aseguradas en 185 millones

PAMPLONA, 25 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Palacio de Congresos y Auditorio de Navarra, Baluarte, acoge desde hoy miércoles la exposición de arte medieval 'La edad del Reyno', conmemorativa de la obra histórica del rey Sancho Garcés III el Mayor y de sus herederos. Un total de 270 piezas de entre los siglos X y XIII integran la muestra, que permanecerá abierta hasta el 30 de abril.

Las piezas proceden de 48 museos, archivos e iglesias de Navarra, España, Alemania, Francia, Rusia y EEUU, e incluye códices, esmaltes, relicarios, piezas de orfebrería, arcas y arquetas, ajuares funerarios, sellos y monedas y piezas arquitectónicas del románico, como figuras devotas de vírgenes, capiteles, canecillos, ménsulas y otras.

El presidente del Gobierno de Navarra, Miguel Sanz, y el arzobispo de Pamplona y obispo de Tudela, Fernando Sebastián, inauguraron este mediodía la muestra. Sanz la definió como un "conjunto de obras verdaderamente excepcional, algunas de ellas de muy difícil disponibilidad, muchas de las cuales se pueden considerar creaciones magistrales del arte europeo de los siglos X y XI".

El comisario de la exposición, Isidro Bango, catedrático de Historia del Arte de la Universidad Complutense de Madrid, guió a las principales autoridades de la Comunidad foral por las piezas más importantes expuestas en la que puede ser la muestra temporal del arte medieval más importante del año en Europa.

El consejero de Cultura y Turismo de Navarra, Juan Ramón Corpas, explicó que la muestra recoge muchas de las mejores piezas de la Comunidad foral y algunas de las más importantes de España. Enmarcada dentro del programa cultural alrededor de V Centenario de San Francisco Javier, la exposición llega a Pamplona con un amplio trabajo detrás y un gran esfuerzo por reunir las obras que se exhiben.

Isibro Bango explicó que han reunido las piezas más interesantes, lo que ha supuesto años de trabajo y la colaboración de muchas personas. "No se improvisa en un día", dijo, y señaló que museos como el Metropolian de Nueva York necesitan dos año y medio de contactos para dejar una pieza. La exposición, añadió, pretende evocar un periodo de la historia de Navarra, desde el año 900 hasta poco más del 1.200.

"GRAN ACONTECIMIENTO"

El presidente del Gobierno foral, Miguel Sanz, indicó que 'La edad de un Reyno' será el "gran acontecimiento" artístico y cultural de este año. "Será recordado como uno de los más importantes proyectos realizados en Navarra a favor del mejor conocimiento del patrimonio histórico y su difusión", dijo, y afirmó que la muestra aglutina "historia, tradición, cultura y belleza".

A su juicio, la exposición es un reto y una oportunidad. Un reto, dijo, por el alto grado de exigencia con que se ha elaborado, pero además, "marca un hito porque en ella se fusiona el rigor histórico, el valor artístico y algo tan excepcional como la exaltación de la belleza". "Tenemos la oportunidad de contemplar piezas únicas en cuanto a su simbología y a su contenido histórico", expuso.

Miguel Sanz afirmó que 'La edad de un Reyno' pretende ofrecer una panorámica de uno de los periodos más importantes de la historia de Navarra. "Durante el siglo X los antepasados de Sancho el Mayor habían heredado una nueva realidad geográfica y toda una teoría política que la sustentase", dijo, para agregar que Sancho Garcés III, que reinó entre 1004 y 1035, fue uno de los "forjadores" de la Europa de su tiempo.

El arzobispo de Pamplona, por su parte, manifestó que la exposición trata de "rescatar" un tramo decisivo de la historia de Navarra, también de España incluso de Europa.

EN LA EXPOSICION

El mayor número de piezas expuestas procede del Patrimonio de Navarra y de la Archidiócesis de Pamplona y Tudela, pero, además, entre otras instituciones que han prestado objetos de sus fondos para esta muestra están, el Archivo Histórico Nacional, la Biblioteca Nacional de España, la Real Academia de la Historia, el Museo del Ejército, la Universidad de Augsburg (Alemania), el Metropolitan Museum de Nueva York, el Museo Nacional del Bargello de Florencia, la Biblioteca Pierpoint Morgan de Nueva York, el Museo Estatal Ermitage de San Petesburgo, el Museo Nacional de la Edad Media de París y la Biblioteca Nacional de Francia; los museos de Burgos, Huesca, Diocesano de Barbastro, la Real Colegiata de San Isidoro de León, los monasterios y abadías de San Millán de la Cogolla, Santo Domingo de Silos, Santa María de la Huerta (Soria) y Valvanera.

Todas las piezas de la exposición son excepcionales por su valor artístico y significación histórica, y algunas de ellas difícilmente podrán verse de nuevo fuera de su lugar de origen. Entre las más relevantes, los códices llamados El Albeldense y El Emilianense y el Códice de Rota, la arqueta árabe de Leyre, el Beato de San Millán de la Cogolla, la Biblia de San Juan de la Peña, la Biblia de Pamplona, el Beato de París, los esmaltes de Aralar, y el ajuar funerario completo de Jiménez de Rada, uno de los protagonistas navarros de la batalla de las Navas de Tolosa.

Las piezas expuestas, de valor incalculable, están tasadas, a efectos de contratación de los seguros, en 185 millones de euros, según informó el Gobierno de Navarra.

La instalación de la exposición se ha realizado con tecnologías de última generación, que sirvan para un mejor sensorial de los objetos expuestos y una mayor compresión del contexto histórico en el que fueron creados y utilizados. A este fin, se han producido 25 audiovisuales que servirán para introducción de la muestra, consulta de documentos, animaciones virtuales y proyecciones de detalles de las piezas más importantes y una evocación del Camino de Santiago.

Con motivo de la exposición, se va a editar un catálogo de 960 páginas en dos volúmenes, en el que aportan comentarios y estudios más de cuarenta especialistas españoles, italianos, franceses y norteamericanos, y del que se hará una tirada de 3.000 ejemplares.

El horario de visita será de martes a jueves, de 11 a 14 horas y de 17 a 21 horas; viernes y sábados, de 11 a 20,30 horas, y domingos y festivos, de 11 a 18 horas. Lunes, permanecerá cerrada. El precio de las entradas es de 4 euros, la entrada reducida de 2 euros para escolares, mayores de 65 años y con carné de estudiante. Será gratuita para escolares y mayores de 65 años que realice visitan guiada en grupo y los domingos para el público en general.