Un informe subraya el descenso del paro en Navarra pero advierte de precariedad en el empleo

Presentación del informe sobre el empleo en Navarra
EUROPA PRESS
Publicado 19/06/2018 13:15:24CET

PAMPLONA, 19 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Observatorio de la Realidad Social del Gobierno de Navarra ha elaborado un informe sobre el empleo en la Comunidad foral en el que constata que en 2017 la tasa de paro es 7,7 puntos menor que en el año 2013 y que se está registrando un crecimiento de empleo indefinido, si bien advierte también de que está aumentando el empleo hiper-precario.

El documento, que se retrotrae hasta los años anteriores a la crisis en su espectro temporal de estudio, ha sido elaborado teniendo en cuenta los datos más recientes de la Encuesta de Población Activa (EPA).

El informe ha sido presentado este martes por el vicepresidente de Derechos Sociales del Gobierno de Navarra, Miguel Laparra, que ha señalado que, junto con los indicadores "positivos", el documento también alerta sobre "la necesidad de mejorar la calidad de una parte importante de las nuevas contrataciones y extender la mejora a todos los sectores de la población y las comarcas de Navarra".

El informe del Observatorio pretende tener una periodicidad anual y supone una herramienta "para la reflexión y toma de decisiones en la política del Gobierno de Navarra respecto al empleo, su evolución y sus principales retos". Así, el documento fija la realidad del desempleo en la Comunidad foral en un promedio del 10,24% durante 2017.

Sin embargo, a pesar de la mejora de la situación global del mercado laboral, Laparra ha querido señalar algunos de los puntos problemáticos en los que, según él, hay que incidir en el futuro. El primero de ellos es el proceso de "envejecimiento de la población activa, con un descenso del Índice de Juventud de más de 20 puntos, del 99 al 77 por ciento, entre 2011 y 2018". Un proceso que, en palabras del vicepresidente, "puede provocar que haya menos gente en edad de trabajar en el futuro".

Otra cuestión que hay que abordar según Laparra es "la persistencia de la vulnerabilidad de determinados colectivos". De este modo, en un contexto de descenso del paro, el desempleo continúa afectando en mayor medida a las mujeres, a los jóvenes (3 de cada 10 buscan empleo), a los mayores de 54 años y al colectivo inmigrante.

En cuanto a la estructura interna del mapa del desempleo, el informe confirma una reducción de las diferencias territoriales en Navarra en lo referente a las tasas de paro.

Cabe destacar que la zona de Tudela es la segunda que más ha reducido su tasa de desempleo (un 9,4%) y hoy cuenta con una tasa de paro ligeramente superior a la media (10,6% frente al 10,2% de media) pero en mejor situación que la ribera alta (un 11,2%) y que Pamplona y Comarca (un 10,8%).

No obstante, Laparra ha incidido en la "necesidad de seguir promoviendo la correción de tales desigualdades", las cuales se han manifestado tradicionalmente en mayor medida entre la zona del noroeste de Navarra, más afectada por la crisis, y la zona del noreste o el Pirineo navarro, menos afectada.

Por último, Laparra ha querido subrayar que, a tenor de los datos recogidos en el informe, "el mercado laboral navarro está asistiendo a una dualización: crece la creación de empleo indefinido (Navarra es la tercera comunidad con menor tasa de temporalidad, un 23%) pero también crece el empleo hiper-precario" (el porcentaje de contratación de duración igual o inferior a una semana ha aumentado un punto con respecto al 2013, del 42 al 43 por ciento).

En definitiva, el vicepresidente de Derechos Sociales ha hecho un balance positivo del ejercicio del año 2017, el cual ha arrojado, según él, "datos positivos tanto desde un punto de vista cuantitativo como cualitativo". Junto con esto, Laparra ha señalado la necesidad de "seguir incidiendo en ambos factores y apoyar a los colectivos menos favorecidos, algo que el Gobierno de Navarra ya está haciendo con sus políticas más recientes".