Ingresa en prisión un pamplonés por quebrantar una medida de alejamiento de su ex-pareja

Actualizado 26/06/2007 15:55:56 CET

PAMPLONA, 26 Jun. (EUROPA PRESS) -

Un pamplonés de 33 años ha ingresado en prisión por quebrar la medida de alejamiento de su ex-pareja. También se le imputa una falta de lesiones, amenazas y apoderamiento de un menor.

La Policía Foral detuvo el pasado viernes en Berriozar a este hombre, sobre el que recaen numerosos antecedentes policiales por diferentes delitos. Ese día, su mujer denunció el incumplimiento de la medida de alejamiento cautelar y relató que le había arrebatado a un hijo menor después de agredir a su padre, que tuvo que ser asistido en un centro médico por una herida incisa, y que profirió amenazas, que más tarde fueron testificadas ante los agentes policiales.

Además, durante este fin de semana, la Policía Foral detuvo a otros cuatro varones a los que se les imputan diferentes delitos relacionados con la violencia de género. Las detenciones se practicaron en Peralta, Lerín, Alsasua y Castejón, y los arrestados fueron puestos a disposición de diferentes juzgados de instrucción.

Ayer lunes fue detenido en Peralta un vecino de 27 años por agredir a su mujer, que presentaba un ojo amoratado. La patrulla trasladó a la agredida al centro de salud, quien posteriormente presentó una denuncia en la Oficina de Atención al Ciudadano. El agresor fue detenido y el juzgado correspondiente le ha impuesto una medida cautelar de alejamiento de 500 metros.

El domingo fue detenido en Lerín un vecino de la localidad de 29 años por agredir a su pareja, después de que los servicios sanitarios que atendían a una joven dieran la alerta de una posible agresión en el ámbito familiar. Los agentes de la Policía Foral iniciaron de oficio las oportunas investigaciones que culminaron con la detención del agresor, que pasó a disposición judicial en Estella.

El domingo también fue detenido en Alsasua un vecino de 46 años por abofetear a su compañera sentimental, que aportó un parte de lesiones. Una denuncia telefónica advirtió a la patrulla de la agresión. La agredida, posteriormente, denunció además malos tratos psicológicos. Las diligencias fueron remitidas al Juzgado de Violencia de la Mujer número 1 de Pamplona, que determinó una medida de alejamiento temporal de 300 metros.

Finalmente, el sábado fue detenido en Castejón un pamplonés de 36 años por una presunta agresión sexual a su compañera, que denunció los hechos junto con una letrada del Servicio de Atención Jurídica de la Mujer.

Se le imputan también los delitos de amenazas y resistencia a los agentes que lo detuvieron y trasladaron a la Comisaría de Tudela. Los hechos se produjeron el mismo sábado y la denunciante fue trasladada a un hospital para ser atendida por un médico forense. Mientras, agentes de policía científica de la Policía Foral realizaron la inspección ocular del lugar y recogieron las evidencias para su análisis.