Investigan a un corredor del encierro por correr con una cámara de fotos sujeta en la cabeza

Tercer encierro de Sanfermines con toros de Cebada Gago. Curva de Mercaderes.
DAVID DOMENCH/EUROPA PRESS
Publicado 09/07/2018 12:19:00CET

Sancionado con 600 euros un corredor irlandés por citar a los toros

PAMPLONA, 9 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Policía Municipal de Pamplona está investigando a un corredor que ha participado este lunes en el tercer encierro de Sanfermines con una cámara de fotos sujeta en la cabeza, algo prohibido en la ordenanza del encierro.

El artículo 4 de la citada ordenanza señala, entre otras acciones, que "queda taxativamente prohibido y será objeto de denuncia por parte de las fuerzas y cuerpos de seguridad portar objetos inconvenientes para el buen orden y seguridad del encierro como pueden ser a título enunciativo: mochilas, bolsos, botellas, vasos, bastones, máquinas fotográficas o de video, micrófonos, aparatos para grabar imágenes, etc." y "utilizar cualquier medio grabador de imagen o sonido, incluso aparatos de telefonía móvil, dentro del recorrido o de los vallados reservados, sin la debida autorización".

Estas infracciones son detectadas gracias al seguimiento de las cámaras de alta resolución de Policía Municipal. Cada día un equipo de tres policías observa la carrera en el centro de control de las cámaras para tomar nota de las conductas sancionables e, incluso, para avisar a los agentes que hay en esos momentos sobre el terreno y que estos puedan sancionar a los infractores tras el encierro, según ha explicado el Ayuntamiento de Pamplona en una nota.

SANCIÓN DE 600 EUROS POR LLAMAR LA ATENCIÓN DE LOS TOROS

Además, la Policía Municipal de Pamplona ha sancionado por falta grave con 600 euros a un corredor irlandés por infringir la ordenanza del encierro y llamar la atención de los toros. En concreto ha sido en el coso, donde ha citado a las reses antes de su entrada en toriles.

Según el artículo 11 de la ordenanza municipal del encierro, queda taxativamente prohibido "tocar a las reses o llamar su atención, de cualquier forma y por cualquier motivo, en el itinerario o en el ruedo de la plaza, y especialmente agarrar las astas de las reses y tocar a los toros, salvo que se realice para evitar una cogida". Las denuncias llevan aparejadas como sanciones las multas que contempla la Ley Foral 2/1989, de 13 de marzo, Reguladora de Espectáculos Públicos y Actividades Recreativas de Navarra.

Contador