Irache calcula en 5.000 euros el coste mínimo de un hijo en su primer año de vida

Un carrito de bebé
Europa Press - Archivo
Publicado 14/04/2018 12:20:33CET

La asociación pide que la Administración "apoye económicamente la natalidad"

PAMPLONA, 14 Abr. (EUROPA PRESS) -

La salud -65%- y los hijos -18%- son los aspectos que más valoran los navarros en su vida. Tras ellos, las siguientes cuestiones a las que dan importancia son la pareja -8%-, el trabajo -3%- y el dinero -1%-, según una encuesta realizada por Cíes a cuatrocientas personas.

Según la Asociación de Consumidores de Navarra Irache, "tener un hijo supone durante su primer año de vida un coste económico no menor a 5.000 euros."

Así, por ejemplo, la asociación ha explicado que el precio medio de un cochecito puede acercarse a los 400 euros y no siempre incluye otros complementos que pueden ser necesarios como la sombrilla -35 euros-, la capota de plástico para la lluvia -40 euros- o una bolsa -20 euros- para guardar diversos objetos.

A estos gastos habría que sumar una cuna que "no costará menos de 300 euros", una trona para que coma, que puede suponer un coste de 70 euros; o una silla de seguridad para el coche, que ronda los 200 euros.

Irache hace mención también a la alimentación del bebé que, en caso de no practicarse la lactancia materna, habrá que comprar leche en polvo artificial, lo que puede suponer un gasto de 1.000 euros anuales. Asimismo, ha indicado que los pañales "representan un gasto considerable" que podría rondar los 1.200 euros anuales.

En cuanto a ropa y calzado, la asociación ha calculado un gasto anual de en torno a los 1.300 euros entre zapatos, un pijama, bodi, pantalón y camisa, abrigo, y calcetines.

Irache no ha incluido en sus cifras otros aspectos como "el cuidado del bebé y el hecho de que muchos padres se ven obligados a dejar al bebé en una guardería a partir del cuarto mes". "El coste no será mucho menos de 2.800 euros", ha apuntado.

Así las cosas, la asociación ha destacado que "tener un hijo supone un esfuerzo económico importante" y ha considerado conveniente que desde la Administración "se apoye económicamente la natalidad, ya sea a través de beneficios fiscales, ayudas directas u otro tipo de medidas".