Irache pide al PSN que modifique la política en Consumo

Rueda De Prensa De Irache En El Paseo De Sarasate.
EUROPA PRESS
Actualizado 29/02/2012 13:31:51 CET

PAMPLONA, 29 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Asociación de Consumidores Irache ha pedido al PSN que modifique la política en Consumo en el Gobierno de Navarra y que "dialogue" con las asociaciones de consumidores y con los ayuntamientos después de que haya decidido abrir siete oficinas comarcales de información al consumidor y "haya privado" de su partida presupuestaria para 2012 a la red de 72 oficinas municipales gestinada por Irache.

Así lo ha expuesto en una rueda de prensa celebrada en el Paseo Sarasate, frente a la sede del PSN, Manuel Arizkun, presidente de Irache, quien ha pedido a la Administración que, ante los "profundos cambios" en el Servicio de Consumo, "no dilapide los recursos económicos de los ciudadanos".

"No entendemos que en época de crisis, cuando se está recortando en todos los ámbitos, se vayan a crear siete puntos de información al consumidor en otras tantas cabeceras de Comarca, cuando las oficinas ya están creadas" desde Irache, ha dicho, y ha señalado que hace unos días escribieron una carta mostrando su postura al secretario general del PSN.

Arizkun ha criticado que "la filosofía del Gobierno sea llevar esas oficinas desde la propia Administración y que quienes hoy en día realizan esa labor (Irache) no la realicen". "En época de crisis, es duplicar servicios cuando muchas de las oficinas existen desde hace más de quince años", ha expuesto, para defender el actual modelo existente como "referente a nivel nacional".

El responsable de Irache ha rechazado que desde el Gobierno se haya decidido reducir un 60 por ciento en la subvención destinada a las asociaciones de consumidores y eliminar la partida presupuestaria destinada a las oficinas municipales de información al consumidor que gestionaban 74 ayuntamientos en colaboración con Irache y que el año pasado recibieron un total de 21.345 consultas y reclamaciones.

En su opinión, "esta medida, adoptada sin dialogar con las entidades locales ni con la asociación de consumidores revela un profundo desconocimiento de las funciones que desarrollaban las oficinas, así como las necesidades de consumidores y usuarios". Para Arizkun, las nuevas oficinas que se pretenden crear tienen "muchas menos competencias" que las actuales.

Manuel Arizkun ha insistido en censurar la "duplicidad" de servicios y "más en época de crisis". "Se gasta dinero en crear oficinas donde ya existen", ha criticado y ha añadido que desde el Servicio de Consumo están "llamando, además, de forma insistente a los ayuntamientos para que cierren la oficina abierta".

Si se cierran estas oficinas, ha expuesto Arizkun, "se dejaría sin servicio a miles de ciudadanos, que acuden a esas oficinas en su propio pueblo y se tendrían que desplazar hasta 40 kilómetros para recibir un servicio con más carencias".

El presidente de Irache ha manifestado que tienen la sensación de que "hay ganas de protagonismo de la Administración para ser la única referencia en materia de consumo en esta Comunidad".