Jiménez (PSN) afirma que le hubiera gustado una "lista de unidad" en la agrupación de Pamplona

Actualizado 19/05/2008 15:46:50 CET

Dice, no obstante, que "lo fundamental" del congreso regional es el proyecto político y cree que debe "primar el debate"

PAMPLONA, 19 May. (EUROPA PRESS) -

El candidato a la secretaría general del PSN Roberto Jiménez afirmó hoy que le hubiera gustado una "lista de unidad" en la agrupación de Pamplona, que esta tarde celebra la asamblea para elegir a los delegados que acudirán al Congreso del partido, y afirmó que en la última semana mantuvo contactos "con líderes de otros sectores, que declinaron la posibilidad de ir en una lista conjunta".

Roberto Jiménez afirmó que "lo fundamental es el proyecto político" que marcará la línea del partido y señaló que "debe primar el debate" entre las diferentes estrategias que presenten los candidatos a dirigir el PSN.

En esta situación, Roberto Jiménez indicó en rueda de prensa que "es evidente que hay dos estrategias políticas distintas para el futuro del PSN". "La nuestra viene avalada por una trayectoria a lo largo de los últimos tiempos y viene avalada por la Comisión Ejecutiva federal. La otra alternativa - que podría liderar Amanda Acedo- quiere otras cosas, tiene toda legitimidad, y los compañeros lo decidirán con absoluta normalidad", dijo.

Jiménez indicó que su sector "ha tenido la mano tendida, ha iniciado todos los diálogos, siempre a iniciativa nuestra, y la otra parte ha declinado la posibilidad". "Es democrático, es legítimo y por eso no ocurre absolutamente nada. Debatiremos con normalidad y esto nos servirá para salir todos más fortalecidos. El debate es bueno en un proceso congresual, da muestras de que una organización es viva y es plural", dijo.

Además, el candidato a la secretaría general del PSN subrayó que "el concepto de unidad estaba garantizado antes del congreso y está garantizado después del congreso". "Cuando entramos en una fase congresual, lo que debe primar es el debate, y el debate desde distintas posiciones no supone que no haya unidad o distanciamiento, sino legitimidad democrática".

"La unidad no está en debate. Por nuestra parte, una vez acabado el congreso, está garantizada la unidad, porque nuestro proyecto va a salir ganador y garantizará la unidad, y si no fuera así, somos gente que lleva mucho tiempo en el partido, aunque seamos jóvenes, y garantizamos un tremendo amor al partido, y nunca entorpeceríamos", añadió.

Sobre la composición de la nueva Ejecutiva en caso de que su candidatura saliera victoriosa, Jiménez afirmó que su "vocación de integración es plena, de todos y cada uno de los militantes". "Yo no excluyo por cuestión de origen o por cuestión de posicionamiento político absolutamente a nadie", indicó.

No obstante, explicó que su proyecto plantea "un cambio cultural a la hora de funcionar internamente dentro del partido para erradicar políticas que no han sido buenas, porque no han hecho más que debilitarnos e impedir que seamos lo suficientemente ágiles en la gestión del día a día, y desde esa perspectiva, los órganos de gestión y de trabajo deben estar basados en la confianza entre todos sus miembros".

Por tanto, afirmó que "no caben cuotas y sí caben todas las personas en función de su capacidad, de sus méritos y su disposición al trabajo" y afirmó es éste es "el concepto más integrador que se puede hacer dentro de un partido, y lo demás son apaños y una cultura que se ha demostrado errática y fallida".

Jiménez afirmó que le "preocupa hacer un proyecto ganador y eso se hace desde unos órganos de dirección fuertes, que compartan hacia dónde se quiere llevar la línea política".

El candidato a la secretaría general garantizó que su proyecto "servirá en el año 2011 para que los ciudadanos de Navarra nos otorguen una confianza mayoritaria". "Tenemos esa convicción, porque los ciudadanos de Navarra están entendiendo muy bien lo que estamos haciendo", dijo.